El Valencia Basket celebra con la ciudad su primer título de la Liga Endesa


MADRID|

El Valencia Basket ha celebrado este sábado el primer título de la Liga ACB que ha conseguido en sus 30 años de historia en el baloncesto nacional, en un recorrido en el que visitaron las sedes institucionales de la ciudad, y en la que se vivieron grandes momentos de conexión entre hinchas y jugadores.

Varios miles de aficionados se dieron cita en las inmediaciones del Ayuntamiento de Valencia para festejar con los jugadores del Valencia Basket la consecución del título de Liga. San Emeterio dio el pistoletazo de salida a las celebraciones prendiendo la mecha de una mascletá a la salida del equipo de La Fonteta. A pie, y con una banda acompañando, los jugadores llegaron a la Plaza de la Virgen.

Más seguidores esperaban en el interior de la Basílica de la Virgen de los Desamparados, en donde los campeones de liga fueron ovacionados a su entrada. Joan Sastre y Romain Sato realizaron una ofrenda floral a la imagen del Cristo, mientras que el capitán Rafa Martínez pronunció el primero de los discursos de la tarde.

Desde allí, los jugadores marcharon al Palau de la Generalitat, donde fueron recibidos por el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y por la vicepresidenta, Mónica Oltra. Tras un brindis por el primer título liguero de la historia del club, habló Puig. "La verdad es que los valencianos necesitamos estar situados en el centro de la historia y ahora gracias al Valencia Basket, lo estamos", declaró.

Para el presidente de la Generalitat, las derrotas sufridas en la final de la Copa del Rey, ante el Real Madrid, y de la Eurocup, contra el Unicaja, sirvieron para endurecer al equipo. "Por eso somos un gran ejemplo, los valencianos tenemos que tener confianza en nosotros mismos y eso nos lo habéis enseñado los jugadores del Basket, nos lo habéis enseñado vosotros", señaló.

Fue entonces cuando la plantilla y el cuerpo técnico y directivo de la entidad pusieron rumbo a la plaza del Ayuntamiento. En las casas consistoriales les recibió el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que señaló que la temporada del club es "un ejemplo para todos los valencianos". "Que se enteren en Madrid, en el País Vasco, en Málaga que Valencia es 'taronja' y la liga de baloncesto, también", añadió.

El presidente de la entidad, Vicente Solá, recordó a todos aquellos que hicieron posible el triunfo del club. "Este es un título que durará por lo menos y como mínimo un año y lo retendremos en nuestra memoria durante toda nuestra vida porque ha sido trabajado, con mucho esfuerzo", remachó.

LA FIESTA DE LOS JUGADORES.

Tras los actos protocolarios, los jugadores fueron saliendo uno a uno al balcón del ayuntamiento para recibir los vítores de una afición eufórica que les había seguido durante toda la tarde. Bojan Dubjlevic fue el más animado, instando a la afición a cantar y bailar al son de un conocido tema dance, mientras agradecía el apoyo que habían brindado al club durante todo el año.

Sam Van Rossom, por su parte, consiguió que los centenares de hinchas locales hicieran al unísono el mítico saludo islandés. Los jugadores fueron pasando por el micrófono para, entre agradecimientos y llamadas a la celebración, calentar los motores de la afición.

Pero el que recibió más apoyo de la marea 'taronja' fue el entrenador Pedro Martínez, visiblemente emocionado. Más que al 'speaker' del club, se oían los gritos de la hinchada hacia su técnico, al que pedían que renovara el contrato con el club para un año más. Valencia era una fiesta que solo acababa de empezar.