Adelman admite que no jugaron bien y Jackson destaca la defensa

  • Houston (EEUU), 8 may (EFE).- No hubo excusas por parte del entrenador de los Rockets de Houston, Rick Adelman, en cuanto a la derrota por 94-108 que sufrió su equipo ante Los Ángeles Lakers en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste, al admitir que habían jugado bien en el ataque.

Houston (EEUU), 8 may (EFE).- No hubo excusas por parte del entrenador de los Rockets de Houston, Rick Adelman, en cuanto a la derrota por 94-108 que sufrió su equipo ante Los Ángeles Lakers en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste, al admitir que habían jugado bien en el ataque.

"No jugamos bien ofensivamente y ante un rival como los Lakers te cuesta la derrota", explicó Adelman. "Tuvimos demasiadas perdidas de balón en la primera mitad (11) y eso nos perjudicó en el tercero y cuarto".

Adelman también reconoció que el equipo no movió bien el balón y se notó con las perdidas en la primera parte, que iban a permitir a los Lakers anotar puntos fáciles.

"Lograron nada menos que 14 puntos de las 11 perdidas y no podemos hacer eso contra un equipo como los Lakers, algo de lo que habíamos hablado desde el comienzo de la serie", subrayó Adelman. "No han ganado los Lakers, hemos perdido nosotros ante la falta de ejecución y concentración".

Adelman explicó que cuando se cometen los errores que hicieron los Rockets en el control del balón, los Lakers son uno de los mejores equipos para aprovecharlos.

"Si a lo anterior unimos que en el tercer periodo fuimos incapaces de acertar con las buenas oportunidades que tuvimos para anotar por culpa de la impaciencia, entonces los únicos culpables de la derrota somos nosotros, no el buen juego de los Lakers", agregó Adelman.

Al valorar la serie, Adelman dijo que estaba como los pronósticos anticiparon de 2-1 favorable a los Lakers y su única preocupación era conseguir la victoria el domingo, para forzar la vuelta a Houston.

Mientra, Jackson, que llegó a los 199 triunfos en la fase final como entrenador, reconoció que el buen control del balón, las recuperaciones que tuvieron y las oportunidades de penetraciones fáciles fueron las claves del triunfo al permitirles mantenerse al frente del marcador, especialmente en la segunda parte.

"Kobe (Bryant) volvió a tener un partido estelar y Lamar (Odom) también hizo una aportación importante al equipo", explicó Jackson. "Es cierto que nos dominaron bajo los aros (37-33), pero nos mantuvimos en el partido y robamos un triunfo".

En cuanto a lo que significó el tercer periodo cuando los Lakers lograron un parcial de 14-24, Jackson admitió que los Rockets tuvieron problemas a la hora de ejecutar sus tiros a canasta y su defensa hizo un buen trabajo.

"Se les notó un poco cansados, aprovechamos con nuestras penetraciones para abrir el campo y junto con las recuperaciones de balón convertimos canastas que iban a ser decisivas", señaló Jackson.

Al igual que Adelman, Jackson valoró la marcha de la serie y admitió que el "momento" lo había recuperado su equipo, pero todo podía cambiar en el próximo partido.

"Todos sabemos que en este deporte, inclusive hasta que Ron (Artest) falló en los triples finales no pudimos asegurar el triunfo", valoró Jackson. "Creo que otra de las claves que hemos comprobado de cara al futuro es que si controlamos al Aaron (Brooks), tenemos más opciones de triunfo".

Jackson dijo que para el cuarto partido del domingo, en el Toyota Center, el equipo tenía que seguir más concentrado y luchador que lo había hecho hasta ahora si quería conseguir la tercera victoria.

"Los jugadores deben ser conscientes que tienen ante si la posibilidad de concluir la serie en Los Ángeles y para eso sería interesante volver con un 3-1 a favor", agregó Jackson.