Aíto G. Reneses (Unicaja) lamenta no haber mantenido el "ritmo" y "perder el control"

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS) El entrenador del Unicaja de Málaga, Aíto García Reneses, lamentó hoy la derrota de su equipo ante el Regal FC Barcelona, por 95-94, tras disputar una prórroga y que sus jugadores no hubieran mantenido el ritmo de los primeros minutos y que sí hayan perdido "el control". "Hay que intentar no perder el control porque así habrá más opciones de mantener la ventaja que has tenido durante mucho tiempo del partido", comentó el técnico al respecto. También hemos aflojado en defensa, nos han metido 30 puntos en el tercer cuarto. Hemos podido forzar la prórroga y podríamos haber ganado el partido", añadió. Reneses celebró el inicio de partido pero reiteró que la actitud defensiva no fue buena en los dos últimos cuartos. "Hemos salido bien de inicio, nos ha ayudado empezar bien en el tiro de distancia, y hemos hecho un buen ataque y defensa, con ventajas a nuestro favor. Cuando han apretado en defensa, nos hemos quedado paralizados y no hemos metido", lamentó. Al ser preguntado por lo mal que juega su equipo las prórrogas, quitó hierro al asunto. "Hemos jugado este año 5 prórrogas y las hemos perdido todas. La constancia hará que no sea así. Cada caso es diferente y no es una preocupación, no me preocupa ni mucho menos igual como que no haya circulación de balón o movimiento de hombres. Hay que mejorar esto, pero tener en cuenta que ha habido muchos minutos de gran acierto. Hay que valorarlo todo de manera general", matizó. Además, el técnico de Unicaja aseguró preparar a su equipo para el objetivo de los 'play-offs' por el título, y restó peso a la derrota de hoy. "No es tanto un partido en singular, pero sí es llegar en forma a los playoff, para pasar de cuartos de final. A nadie le gusta perder, pero tengo el objetivo puesto en cada entrenamiento y partido para llegar al playoff con más probabilidades", apuntó. En cuanto al hecho de que el Barcelona haya jugado más minutos que Unicaja en esta semana, Aíto se mostró ambiguo. "Se pueden hacer las dos lecturas, nunca se sabe. Cuando estás acostumbrado a jugar dos partidos por semana y juegas solo uno, pues hay que acostumbrarse a ese nuevo ritmo y a tener el ritmo de partido que de otra forma tenías más fácilmente", manifestó.