Bryant: "Abusaron de nosotros y no hay excusas"

  • Houston (EEUU), 26 may (EFE).- El escolta estrella de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, admitió tras la derrota de su equipo por 120-101 ante los Nuggets de Denver que habían sido superados en todos los aspectos y no tenían excusas.

120-101. Los Nuggets empatan la serie con una lección de juego de equipo ante los Lakers

120-101. Los Nuggets empatan la serie con una lección de juego de equipo ante los Lakers

120-101. Los Nuggets empatan la serie con una lección de juego de equipo ante los Lakers

120-101. Los Nuggets empatan la serie con una lección de juego de equipo ante los Lakers

Houston (EEUU), 26 may (EFE).- El escolta estrella de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, admitió tras la derrota de su equipo por 120-101 ante los Nuggets de Denver que habían sido superados en todos los aspectos y no tenían excusas.

"Abusaron de nosotros, así de claro", declaró Bryant al concluir el partido, en el que anotó 34 puntos. "Abusaron en el juego bajo los aros y en todo lo demás, por lo que no tenemos excusa".

Los Nuggets para Bryant dominaron de principio a fin del partido y aunque ellos lucharon no pudieron hacer nada porque también tuvieron menos energía que su rival, algo que puede ser el efecto de la dura eliminatoria de semifinales que disputaron a siete encuentros con los Rockets de Houston.

Sin embargo, para el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, eso no era ningún excusa y el equipo se debía quedar con la victoria conseguida en el tercer partido para volver a Los Ángeles con la ventaja de campo.

Jackson dijo que la diferencia de tiros libres 49-35 favorable a los Nuggets había sido un factor a tener en cuenta, pero no recordó que en el partido anterior fue a la inversa 45-31, favorable, a su equipo.

"El baloncesto es un juego en el que el agresor tiene la ventaja. Y esta noche no sabíamos lo que era o no era una falta", se quejó Jackson. "Al comienzo les permitieron todo y al final les pitaban en cada acción".

Al concluir el partido los árbitros habían señalado cuatro faltas técnicas, tres para los Nuggets, y 84 tiros de personal.

El triunfo de los Nuggets tuvo doble valor para sus jugadores porque lo hicieron a pesar que la estrella del equipo, el alero Carmelo Anthony, no estuvo bien físicamente y tampoco rindió en el campo al sufrir una torcedura de tobillo y llegar al encuentro afectado con un virus estomacal.

Al descanso del partido, los médicos del equipo le tuvieron que suministrar una dosis de suero para que no se deshidratara.

"Incluso antes que torciese el tobillo, los efectos del estómago me habían dejado las piernas sin fuerzas", declaró Anthony, que se quedó con sólo 15 puntos, cinco en la primera partido (1-11 tiros de campo). "Me ayudó un poco el suero, pero estaré bien el miércoles".

La baja forma de Anthony no se notó en el equipo porque otros seis jugadores anotaron dobles dígitos y entre ellos estuvieron el base titular Chauncey Billups y el escolta reserva J.R.Smith, que aportaron 24 puntos cada uno.

"Es importante que cada uno haga su mejor aportación", admitió Anthony. "Todo el banquillo jugó magistral, mucho mejor que en los últimos partidos y ahí estuvo la clave del triunfo, junto con el trabajo de Kenyon Martin, Nené Hilario y Chris Andersen".

Smith, que anotó cuatro triples, recordó que los Nuggets no es un equipo de un sólo jugador sino que todos hacen una aportación para ganar.

"Simplemente muestra que tenemos corazón y podemos jugar sin que nuestra figura esté en plenitud", destacó Smith. "Lo hicimos a lo largo de este año y seguimos en la misma línea".

El triunfo de los Nuggets dejó feliz a su entrenador George Karl, que dijo que lo sucedido en el campo era la mejor respuesta de que las derrotas del primero y tercer partido de la serie estaban ya superadas.

"Me había olvidado de esas derrotas, me quedo con la manera como el equipo demostró en el campo que fuimos superiores como conjunto y eso es lo importante y lo que no a servir de cara al futuro", argumentó Karl.

La serie se desplaza a Los Ángeles para el quinto partido y los Lakers lo único positivo que se llevan de Denver es que recuperaron la ventaja de campo.

Pero eso no le preocupaba al base Billups, que dijo que su equipo tenía posibilidades de volver a ganar en Los Ángeles, donde consiguieron la victoria en el segundo partido.

"Estoy seguro de que el mundo quiere ver a Cleveland y los Lakers" en las Finales de la NBA", señaló Billups. "Estarían las dos grandes estrellas (Bryant y LeBron James) y la oportunidad de verlos jugar juntos en siete partidos es muy atractivo, pero yo no quiero que suceda eso y trataré por todos los medios que no ocurra".