Bryant superó a Bird y Artest fue expulsado por segunda vez consecutiva

  • Houston (EEUU), 9 may (EFE).- El tercer partido de la serie entre Los Ángeles Lakers y los Rockets de Houston dejó al escolta Kobe Bryant y al alero Ron Artest como los dos grandes protagonistas de la eliminatoria, por ser también los líderes de sus respectivos equipos, aunque con argumentos de personalidad y juego diferentes.

Houston (EEUU), 9 may (EFE).- El tercer partido de la serie entre Los Ángeles Lakers y los Rockets de Houston dejó al escolta Kobe Bryant y al alero Ron Artest como los dos grandes protagonistas de la eliminatoria, por ser también los líderes de sus respectivos equipos, aunque con argumentos de personalidad y juego diferentes.

Mientras Bryant siguió en su línea de súper estrella, que aportó 33 puntos, incluidos cuatro triples, para que los Lakers venciesen 94-108, Artest cumplió con 25 puntos, pero al final fue expulsado por segundo partido consecutivo, esta vez por hacer un entrada fuerte al ala-pívot español Pau Gasol.

Bryant, que tuvo que sufrir el marcaje individual de Artest, a diferencia de lo que sucedió en el segundo partido, no protagonizó ningún tipo de enfrentamiento con el impulsivo alero de los Rockets, para conseguir el objetivo de ganar el triunfo y recuperar la ventaja de campo.

"Hago lo que mejor se me da en el campo", declaró Bryant. "Exigir a los otros equipos que busquen la manera de impedir que pueda hacer mi trabajo, para que luego el resto de los compañeros lo aprovechen, aunque conseguirlo implica que debo ser agresivo durante todo el partido", aseguró.

Las estadísticas refrendan ciento por ciento las palabras de Bryant, que llegó a los 54 partidos de la fase final, como profesional, en los que ha conseguido 30 o más puntos.

"Soy consciente de que fallé algunos tiros que eran fáciles, lo mismo que penetraciones a canasta, pero me mantuve agresivo en mi juego y eso estableció la diferencia en el marcador final, como fue el triple que anoté antes de que concluyese el tercer cuarto y nos permitió mantener el control tanto del juego como del marcador", explicó Bryant.

La estrella de los Lakers dijo que este tipo de canastas son las que te levantan la confianza hasta las nubes y se la bajan al suelo al rival.

También le permiten que ya tenga 3.928 puntos en los partidos de la fase final para superar en el sexto lugar de la lista de todos los tiempos al legendario Larry Bird (3.897), de los Celtics de Boston.

"Lo que me dejó más satisfecho del partido fue ver la manera positiva como hicimos las cosas correctas en el cuarto periodo", agregó Bryant. "No sólo es importante el poder ganar sino también saberlo hacer".

Los dos argumentos que les faltaron a los jugadores de los Rockets, incluido Artest, que nunca acertó con los triples, falló seis de ocho, y además tampoco controló su "frustración" por haber perdido el partido.

Artest pagó sus fallos y el no haber sabido encontrar la manera de ganar a los Lakers, con una entrada fuerte a Gasol que dejó al jugador español tendido en el suelo del parqué del Toyota Center.

Aunque dura la entrada, si el protagonista de la acción hubiese sido otro jugador, la cosa no hubiera pasado a más que una falta intencional y punto.

Pero era Artest y, de inmediato, los árbitros de mutuo acuerdo, enviaron al jugador de los Rockets a los vestuarios cuando quedaba menos de un minuto para concluir el partido.

Los mismos que, antes de que abandonase el campo, le dijeron que habían decidido la expulsión para mantener las cosas controladas.

"Para nada quise hacerle daño a Pau, intenté evitar la canasta y al ser más alto tuvo que elevarme con más fuerza y en carrera lo que originó que el contacto fuese mayor", explicó Artest, que también fue expulsado en el segundo partido de la eliminatoria disputado en el Staples Center por irle a pedir explicaciones a Bryant y el codazo que le dio.

Artest dijo que no esperaba recibir ningún tipo de suspensión por lo ocurrido en el tercer partido y que estaría listo para jugar el cuarto, el domingo, y su objetivo será conseguir la victoria y mantenerse en el campo hasta el final.

"Sé que podemos hacer mucho mejor las cosas y no hay que olvidar que estamos en la competición de la fase final, en la que un día te sale todo mal, pero en el siguiente te puedes reivindicar y eso es lo que quiero hacer cuando llegue el domingo", destacó.

Hasta entonces, tanto Artest como los Rockets se han quedado como las últimas víctimas de la inspiración y genialidades de Bryant, que por algo también ya superó en la lista de todos los tiempos nada menos que mítico Bird.