(Cró.) ViveMenorca desciende pese a ganar y el iurbentia pierde pero entra en 'play-off'

Los menorquines no fallaron (81-69) ante Cajasol y el iurbentia sale derrotado (88-65) ante el Regal FC Barcelona.

El Pamesa Valencia también pierde (74-71) pero termina séptimo.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La última jornada de la temporada regular en la Liga ACB dejó decididos los puestos de descenso y los de las eliminatorias por el título, clasificándose entre los ocho primeros el iurbentia Bilbao, pese a perder (88-65) ante el Regal FC Barcelona, y el Pamesa Valencia, que también perdió ante el Kalise Gran Canaria (74-71), mientras que descienden finalmente el CAI Zaragoza y el Vive Menorca, estos pese a vencer (81-69) al Cajasol.

Pese a tener en su mano el mantener el octavo puesto que da acceso a los 'play-off', el iurbentia Bilbao jugó con fuego y vio como el FC Barcelona le ganó (88-65) dominándole en todo momento llegando al final del partido con una gran renta que dejó sin respuesta a los vascos, pero con el puesto para pelear por el título en el bolsillo pese a la derrota.

Los bilbaínos mostraron muy poca intensidad para estar jugándose un puesto de 'play-off', pero los resultados le acompañaron y vio como el partido fue un 'homenaje' para los culés, con Fran Vázquez e Ilyasova cuajando un buen partido.

Por su parte, el Ricoh Manresa, que era el que más difícil tenía meterse entre los ocho primeros, cerró todas sus opciones de luchar por el 'play-off' al perder (81-84) con un Real Madrid que nada se jugaba.

Para aliviar el mal sabor de boca de los manresanos Guillem Rubio dejó una lección magistral sumando un total de 30 puntos que pese a no servir para la victoria le llevó a conseguir 35 en valoración. Por el lado madridista, pensando ya en la pelea por el título, Felipe Reyes se bastó para ganar el partido con 19 puntos y 6 rebotes.

RICKY RUBIO, MÁXIMO ASISTENTE Y RECUPERADOR DE LA LIGA REGULAR

Además, otro equipo que también tenía difícil meterse en 'play-off' era el Alta Gestion Fuenlabrada que igual que el Ricoh poco pudo pelear por escalar puestos en la tabla, al perder (83-105) ante el DKV Joventut que además del triunfo se llevó la alegría de confirmar a Ricky Rubio como el máximo asistente y el máximo recuperador de la Liga regular.

Pero ademas de despedirse de la competición por esta temporada, el Alta Gestión se despidió casi con total seguridad de Brad Oleson que tiene muchas opciones de cambiar de equipo, y que anotó 22 puntos en la que puede ser su última actuación en el Fernando Martín.

Bogdanovic y Moiso fueron los beneficiados del ansia de Rubio por terminar con los dos 'títulos' de mejor asistente y recuperados de la ACB, y recibieron numerosos pases del catalán que puede que también disputase su último partido en Liga regular --aún le queda el 'play-off'-- si finalmente este año se marcha a la NBA.

Por otro lado, el que si consiguió entrar en la fase final de la competición pese a perder, fue el Pamesa Valencia que fue superado (74-71), debido a su pobre juego, por un Kalise Gran Canaria que no se jugaba nada y tenía asegurada su sexta plaza.

Los valencianos se beneficiaron de que todos los rivales por el séptimo y octavo puesto perdieron y fue lo único que maquilló un muy mal partido que les da pocas esperanzas para lo que queda de competición.

EL VIVEMENORCA GANA PERO DESCIENDE

Mientras, esperando la victoria del CB Murcia ante el CAI Zaragoza, el ViveMenorca apuró sus opciones de mantenerse en la ACB arrollando (81-69) a un Cajasol, que nada se jugaba, y consiguiendo la penúltima plaza que le permitiría seguir a la espera de que la plaza otorgada al Obradoiro en la próxima temporada quede o no confirmada.

También, el Tau Cerámica logró vencer holgadamente (83-105) en la cancha del MMT Estudiantes y logró la histórica marca de terminar con menos de cinco derrotas, tras terminar la parte regular de la campaña como el sólido líder fue al Madrid Arena para 'aguar la fiesta' del estudiantil Pancho Jasen que cumplió su partido 300 en la competición.

Para completar la jornada, en un partido sin nada de tensión el Unicaja no forzó para ganar (79-72) al Bruesa GBC, acabando los malagueños terceros y los vascos en la parte tranquila de la clasificación.