El Cajasol se aseguraría virtualmente la permanencia en ACB si derrota el sábado al Fuenlabrada

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

El Cajasol se aseguraría virtualmente la permanencia en ACB si derrota el sábado al Fuenlabrada, su próximo rival liguero y ante el que los pupilos de Pedro Martínez confían en lograr su undécima victoria de la presente campaña.

Y es que la ventaja que supondría ese triunfo sobre el penúltimo clasificado, además de los enfrentamientos directos que restan, lo convertirían en el paso definitivo hacia la salvación.

De hecho, el Cajasol está protagonizando una espectacular remontada, con los seis triunfos que ha enlazado consecutivamente, y los ocho acumulados en los diez últimos encuentros, aunque aún necesita al menos un impulso más para culminar dicha progresión.

Con diez victorias ya en el bagaje, la undécima supondría alcanzar el umbral de la tranquilidad y olvidarse de mirar a los puestos bajos de la clasificación ACB. Los cajistas afrontan ante el Fuenlabrada el reto de colocar en siete el listón de la segunda mejor racha de triunfos en la historia del club. No en vano, el primero está en 9 y data de la temporada 98-99.

Así las cosas, hay que decir que los hombres de Pedro Martínez han materializado su objetivo de convertir San Pablo en un fortín, aunque, en este caso, deberán defenderlo ante un rival al que se le suele dar bien el feudo sevillano, dado que el Fuenlabrada ha vencido en la mitad de sus visitas ligueras al Cajasol, con un saldo de tres victorias en sus últimas cinco visitas.