El DKV Joventut se aferra a Ricky Rubio para intentar igualar la serie

  • Badalona (Barcelona), 17 may (EFE).- Badalona espera mañana (20.15 horas) a un DKV Joventut muy diferente al del primer partido de la eliminatoria de cuartos de final de la ACB ante el Real Madrid (79-62) para que su equipo fuerce el tercer partido de la serie y dé una alegría a sus seguidores.

Badalona (Barcelona), 17 may (EFE).- Badalona espera mañana (20.15 horas) a un DKV Joventut muy diferente al del primer partido de la eliminatoria de cuartos de final de la ACB ante el Real Madrid (79-62) para que su equipo fuerce el tercer partido de la serie y dé una alegría a sus seguidores.

Aficionados y jugadores están pendientes de la evolución de Ricky Rubio, que "sufre una distensión capsuloligamentosa en la cadera derecha, aunque no hay lesión", según el parte médico emitido por el club catalán.

El jugador es duda para el partido de mañana y habrá que esperar a su evolución en las próximas horas para ver si puede jugar, según ha informado el club.

El de mañana podría ser el último partido de Rubio en Badalona si el DKV Joventut pierde o, en caso de victoria, cae eliminado en el tercer partido de la serie. Rubio estará en el 'draft' de la NBA y podría dejar la 'Penya' si es elegido en las primeras posiciones.

Aunque Sito Alonso recordó ayer en la rueda de prensa que su equipo ha ganado esta temporada sin la participación de Rubio, se antoja muy difícil que eso pueda pasar ante un Real Madrid superior de principio a fin en el primer choque de la eliminatoria.

Además de la participación de Ricky Rubio, el equipo verdinegro deberá sacar su orgullo para morder desde el salto inicial y evitar que el segundo partido vuelva a ser un paseo para los de Joan Plaza.

Sólo Pau Ribas y Simas Jasaitis llegaron a los 10 puntos en el primer encuentro de la serie, mientras que el buen trabajo de Hernández Sonseca en defensa -11 rebotes- no tuvo la colaboración del resto de jugadores interiores.

El acierto desde la línea de 6,25 será otra de las claves para hacer frente a la superioridad del juego interior madridista. El DKV Joventut ya sabe la receta para ganar al Madrid: intensidad defensiva desde el salto inicial, dominio del rebote defensivo para contraatacar y acierto desde la línea de tres puntos.

Se la aplicó durante tres cuartos en el partido de Liga jugado en Badalona, pero los verdinegros se vinieron abajo en el último período y acabaron perdiendo el partido. Para repetirlo los primeros que se lo deben creer son los doce jugadores verdinegros.