El TAU tiene 11 días de descanso, bueno para la táctica, malo para el ritmo

  • Vitoria, 28 may (EFE).- El Tau descuenta las horas que faltan para su duelo del sábado de semifinales ante el Real Madrid, que llega después de once días en los que los pupilos de Ivanovic han tenido tiempo de preparar con minuciosidad la táctica del partido, pero también temen perder ritmo de competición.

El TAU tiene 11 días de descanso, bueno para la táctica, malo para el ritmo

El TAU tiene 11 días de descanso, bueno para la táctica, malo para el ritmo

Vitoria, 28 may (EFE).- El Tau descuenta las horas que faltan para su duelo del sábado de semifinales ante el Real Madrid, que llega después de once días en los que los pupilos de Ivanovic han tenido tiempo de preparar con minuciosidad la táctica del partido, pero también temen perder ritmo de competición.

El calendario del Tau ha bajado de revoluciones en el este mes, en el que los vitorianos sólo van a disputar cuatro partidos, incluido el del próximo sábado, el primero de semifinales ante los blancos.

Acostumbrados al frenético ritmo de dos partidos semanales con sus correspondientes viajes a los lugares más variados de Europa, los jugadores se han quejado de tener demasiado tiempo entre un partido y otro. Incluso hubo un intento por parte del club de adelantar la semifinal, pero no pudo ser ante la celebración de un tercer partido entre el Madrid y el Joventut.

El pasado 29 de abril el Baskonia se aseguró la primera plaza de la fase regular venciendo al Regal Barcelona en el Buesa Arena. La ausencia de la Final Four, después de cuatro presencias consecutivas, motivó un primer parón de diez días antes de dar carpetazo a la competición regular con la victoria ante el MMT Estudiantes.

De nuevo otro parón de diez días antes de liquidar por la vía rápida al Iurbentia en cuartos de final, con dos triunfos en 48 horas. A los jugadores del TAU les costó mucho ganar el primer partido contra los bilbaínos, y uno de los motivos que argumentaron fue la falta de ritmo.

La rapidez a la hora de concluir la serie ha vuelto a motivar otro descanso desde que el pasado diecinueve de mayo el Baskonia doblegara al equipo bilbaíno.

Once días después, los de Ivanovic retomarán el pulso competitivo con la disputa de las semifinales de la ACB ante un Real Madrid que llega con un ritmo más regular y sin tantos descansos en su calendario.