Empieza la rúa de celebración de la Champions en Barcelona

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

La rúa de celebración de la victoria del FC Barcelona en la Champions League empezó sobre las 19 horas en la plaza del Portal de la Pau. Los jugadores pasearán en un autobús descubierto recorriendo varias calles céntricas de la ciudad hasta el Camp Nou, donde terminará la fiesta.

El avión del FC Barcelona aterrizó en el Aeropuerto de El Prat sobre las 18 horas, tal y como estaba previsto, con una bandera del Barça y otra de Catalunya que asomaban por una ventana superior del avión, que identificaba el aparato como el que ha llevado de vuelta a Barcelona a los campeones de Europa.

Después de diez minutos de espera salieron el capitán Carles Puyol y el entrenador Josep Guardiola cogiendo la copa de la 'Champions', a uno por cada asa. Justo detrás les seguían el presidente Joan Laporta, el director técnico Txiki Beguiristain y el resto de jugadores.

Una vez todos tocaron tierra, la expedición se reunió alrededor de la copa para hacerse la foto de rigor. Todos empezaron a saltar con caras de alegría y algunos de ellos ataviados con banderas o con la medalla que les proclama campeones de Europa.

Para seguir con la fiesta en la pista del aeropuerto se repartieron unas botellas de cava y el presidente Laporta 'duchó' a los jugadores con él, incluso estuvo a punto de mojar a los medios de comunicación que cubrían la llegada del equipo.

Después de posar para toda la prensa la expedición se subido al autocar para llevarles hasta al puerto de Barcelona, donde se montaron en un bus descubierto para celebrar su éxito con toda la ciudad.

A pesar de que se había pedido a los aficionados que no acudieran al aeropuerto, más de 200 personas se reunieron en el acceso a la terminal corporativa, donde estaba previsto que saliera el autocar. Así se intuía por el fuerte dispositivo policial con una treintena de agentes y varios furgones antidisturbios, que vigilaban la zona.

Sin embargo, el autocar con los campeones de Europa esquivó a los aficionados, y salió por un acceso alternativo, en dirección al barrio de Sant Cosme de El Prat. Decenas de aficionados salieron a toda velocidad con sus coches y motos para tratar de seguir a la comitiva, y otros mostraron su indignación ante la actitud del Club.