Jeter (ViveMenorca) asegura que les quedan "cinco partidos muy difíciles" y compara a Unicaja con Goliat

MAHÓN, 9 (EUROPA PRESS)

El base del ViveMenorca Pooh Jeter aseguró que les quedan "cinco partidos difíciles" para lograr la permanencia en la Liga ACB y comparó el de este sábado con el Unicaja de Málaga con el enfrentamiento entre David y Goliat.

"Nos quedan cinco partidos muy difíciles y el primero de ellos es parecido a la historia Sagrada entre David y Goliat. Es el tiempo de nuestro equipo que es como David enfrentándose a otro de talento gigantesco que es como Goliat", apuntó el estadounidense.

El americano destacó que el choque será "difícil", pero dejó claro que están "preparados" para sorprender a los de Aíto García Reneses. "Tenemos que ser positivos y entender que podemos lograrlo. Si creemos en nosotros mismos y nos entregamos al cien por cien, la oportunidad de tumbar al gigante aparecerá y la podemos aprovechar", comentó.

Jeter cree que deben seguir luchando para permanecer en la ACB. "No hay que pensar en cosas negativas. Hay que seguir intentándolo y salir a la cancha como guerreros. Somos guerreros en busca de ganar una guerra y la primera batalla es el sábado", aseguró.

Además, el base recalcó que el liderazgo en estos momentos puede recaer en "muchos jugadores" y que ahora deben afrontar "un pequeño campeonato con el premio de estar en ACB el año que viene".

"La mentalidad del equipo es la clave. Los entrenamientos están siendo muy duros esta semana y tenemos que ser igual de fuertes ante ellos. El equipo tiene que seguir creciendo y dar un paso hacia arriba. No necesitamos salvadores como en Cajasol o en Murcia, necesitamos que el equipo dé un paso adelante", añadió.

Jeter insiste en que no va a "bajar la cabeza". "Tenemos cinco partidos por delante para ganar, pero quiero empezar por el primero ante Unicaja que es uno de los mejores equipos de Europa y creo que lo podremos conseguir. Tengo confianza y sé que con la ayuda de Dios lo conseguiremos", advirtió, recordando que la derrota en Manresa debe servirles de "lección".