Luengo: "He cumplido todos mis sueños"

  • Valencia, 14 may (EFE).- El escolta Víctor Luengo, capitán del Pamesa Valencia durante muchos años y jugador del Gandía Bàsquet las últimas dos campañas se retirará este viernes como jugador profesional y lo hará, según confesó a la Agencia Efe, tras haber cumplido todos sus sueños.

Víctor Luengo se retira tras 17 campañas en activo y dos títulos

Víctor Luengo se retira tras 17 campañas en activo y dos títulos

Valencia, 14 may (EFE).- El escolta Víctor Luengo, capitán del Pamesa Valencia durante muchos años y jugador del Gandía Bàsquet las últimas dos campañas se retirará este viernes como jugador profesional y lo hará, según confesó a la Agencia Efe, tras haber cumplido todos sus sueños.

"Ha llegado el momento de decir adiós. Ahora veo el baloncesto de una manera diferente y pongo por delante otras cosas y cuando pierdes esa chispa y no dejarlo sería poco sincero conmigo mismo y con este deporte que tanto me ha dado", explicó.

Luengo relató que cuando se llega al punto en el que él se encuentra ahora "te das cuenta que jugar finales es muy difícil y ganarlas es dificilísimo".

"Yo con el Pamesa he ganado dos títulos (la Copa del Rey de 1998 y la Copa ULEB de 2003) y he jugado siete finales y es algo de los que me siento muy orgulloso. Además lo he hecho con el equipo de mi ciudad y como capitán así que creo que cumplido todos mis sueños", aseguró el jugador valenciano.

"La única espinita que me queda clavada es no haber jugador más ediciones de la Euroliga con el Pamesa, eso me habría gustado mucho", añadió Luengo, que jugó con el equipo valenciano en la máxima competición del baloncesto europeo en la campaña 2003-04 y que en las dos últimas ha tenido que luchar con el Gandía por mantenerse en la Adecco LEB Oro.

"En el Gandía he visto la otra cara del baloncesto. Con el Pamesa se luchaba por estar arriba, por las finales y los títulos y el Gandía es un equipo con un presupuesto más bajo y muchas ganas que lucha por la salvación", explicó a Efe.

"Se han cumplido los objetivos y he aprendido mucho. Cuando la temporada pasada logramos la salvación lloré como si hubiera ganado el campeonato del mundo. Es mucha más presión jugarte la salvación que cualquier final", señaló Luengo.

Pese a haber sido sometido hace pocos días a una artroscopia en la rodilla, Luengo quiere jugar mañana algunos segundos en el choque con el Valladolid para despedirse como profesional.

"Me han dicho que no haga locuras pero quiero decir adiós en la pista", confesó Luengo, que pondrá fin a diecisiete años como profesional, de los que hizo su particular balance.

"Me quedo con muchos momentos. Los títulos parece que es lo que más queda pero yo me quedo con los momentos vividos dentro del vestuario más que con cualquier otra cosa. Eso te enriquece mucho", explicó.

Luengo fue pieza clave en el Pamesa que tras pasar por el 'infierno' del descenso a la Liga EBA se convirtió con un equipo de jóvenes españoles en uno de los puntales de la Liga ACB y también de alguno de los más ambiciosos proyectos del club valenciano para establecerse entre los mejores clubes de Europa.

"He compartido vestuario con grandes amigos y también con algunos de los jugadores más grandes del baloncesto como Fabri Oberto, Rigaudeau o Rakocevic y si la gente congenia dentro y fuera de la pista los equipos funcionan, da igual que tengas más o menos estrellas", explicó.

Respecto a su futuro, Luengo señaló que de momento va a dedicarse a "descansar y a estar con la familia" y aseguró que todavía no tiene claro qué hará, aunque no descartó regresar al Pamesa.

"Aún no he dejado la pelota y quiero esperar a ver qué pasa. Veré qué proyectos se me presentan y si no se me presenta nada los buscaré", apuntó.

"No sé qué me deparará el futuro ni si volveré algún día al Pamesa. Es algo que no depende de mí y que no busco. Si alguna vez me llama estaré encantado pero si no, seguiré siendo el fan número uno del equipo", concluyó.