Portland deja escapar de nuevo la victoria en Houston y se queda al borde del abismo

Portland deja escapar de nuevo la victoria en Houston y se queda al borde del abismo

Portland deja escapar de nuevo la victoria en Houston y se queda al borde del abismo

HOUSTON (ESTADOS UNIDOS), 27 (EUROPA PRESS)

Portland Trail Blazers se quedó esta pasada madrugada al borde del abismo tras perder en el cuarto encuentro de los 'play-offs' por el título de la NBA ante Houston Rockets por un ajustado 89-88, después de tener serias opciones nuevamente de llevarse la victoria a Oregon.

Los de Nate McMillan realizaron un gran tercer cuarto y soportaron bien la presión hasta el minuto final, donde una gran acción defensiva de Chuck Hayes acabó con sus opciones. Y es que los visitantes, liderados por un gran Brandon Roy (31 puntos), llegaron a mandar en el cuarto final, pero los locales no perdieron la cabeza.

Así, los Rockets, donde destacaron Yao Ming (21 y 12) y Luis Scola (17 y 8), entraron en el minuto final dos arriba (87-85) con más de dos minutos por jugar, pero los dos equipos cometieron varios errores y el marcador no se movió. Los Blazers tuvieron una bola para empatar a falta de diez segundos y la responsabilidad fue para Roy, que cometió falta en ataque sobre Hayes.

Posteriormente, Brooks falló uno de sus dos tiros libres (88-85) y dio nuevas opciones a su rival, pero el triple de Travis Outlaw no entró y la victoria y mucha parte de la eliminatoria se quedaron en Texas pese a un postrero triple de Rudy Fernández que alargó un poco más la emoción.

De todos modos, el alero balear no tuvo una buena noche y se quedó únicamente en cinco puntos (1/3 en tiros de dos y 1/2 en triples), más cuatro rebotes y una asistencia en casi 24 minutos de juego.

Peor le fueron las cosas al base canario Sergio Rodríguez, que apenas contó para Nate McMillan, aunque, después de no jugar el tercer partido, en esta ocasión sí le dio tres minutos en la cancha, en los que hizo dos puntos.

Ahora, Portland Trail Blazers, el equipo más joven de todas las series eliminatorias, está obligado a ganar todos los partidos que quedan para pasar de ronda, empezando por el de mañana en el Rose Garden.