Riley quiere asegurar la continuidad de Wade antes que sea agente libre

  • Miami (EE.UU.), 6 abr (EFE).- El presidente de los Heat de Miami, Pat Riley, tiene muy claro que si no consigue la renovación del contrato de su jugador estrella, el escolta Dwyane Wade, este mismo año, el próximo podría perderlo al quedar como agente libre.

Riley quiere asegurar la continuidad de Wade antes que sea agente libre

Riley quiere asegurar la continuidad de Wade antes que sea agente libre

Miami (EE.UU.), 6 abr (EFE).- El presidente de los Heat de Miami, Pat Riley, tiene muy claro que si no consigue la renovación del contrato de su jugador estrella, el escolta Dwyane Wade, este mismo año, el próximo podría perderlo al quedar como agente libre.

De ahí que después de haber quedado eliminado por los Hawks de Atlanta en la primera ronda de la fase final, Riley declarase hoy, miércoles, que el equipo tiene todo listo para comenzar las negociaciones con Wade para conseguir la extensión de su contrato.

Riley, además, es consciente de que tiene una plantilla mediocre, y que si quiere intentar otra reconstrucción más --ha perdido la cuenta de las que ha comenzado--, su primer pilar será mantener al único jugador que se puede considerar estrella.

El presidente de los Heat describe a Wade como el "futuro" de los Heat y la "primera y única" prioridad de cara a la formación del equipo para la próxima temporada.

"Nos encantaría llegar a un compromiso", comentó Riley. "Quiero decir, él es nuestro jugador franquicia. Hemos pasado siete años juntos, ganado un título de liga y consideramos que es insustituible en su puesto, aunque también entiendo que quiera esperar".

Riley se refería a la estrategia inicial de Wade, que prefiere esperar a que llegue el final de la temporada del 2010 para entrar al mercado de los agentes libres y ver cual es la mejor oferta tanto económica como deportiva.

De ahí que, en principio, Wade se haya decantando por esperar y no precipitar las conversaciones con los Heat, que salvaron la temporada con su clasificación a la fase final.

Wade ya manifestó al comienzo de la semana que no había pensado todavía en su futuro y mucho menos en un nuevo contrato, aunque también ha reiterado varias veces que tampoco le motiva el dejar la ciudad de Miami, donde se encuentra muy a gusto.

Pero Riley, un gran conocedor del mundo de la NBA y de como se manejan los intereses de los jugadores con sus agentes libres, sabe que si Wade llega al mercado, las posibilidades de que se vaya serán muy grandes.

La única manera de no perderlo sería que a su alrededor construya una plantilla que pueda luchar de nuevo por el título de liga, pero para eso antes también debe garantizar la continuidad de Wade.

La misión de Riley no es nada fácil y más cuando Wade querrá estar a la par de figuras como LeBron James, que tiene en la misma disyuntiva a los Cavaliers de Cleveland; Kobe Bryant, de Los Ángeles Lakers, y Chris Bosh, de los Raptors.

Aunque Riley ya logró lo más importante, tener el suficiente dinero disponible para hacerle una buena oferta a Wade, lo que no ha conseguido es que el resto de los jugadores tengan la calidad que se necesita para darle apoyo a la estrella.

"Está en la mente de todos que queremos construir el mejor equipo que podamos y con Dwyane como el líder indiscutible", valoró Riley. "Sin embargo, también soy consciente de que tenemos que darle los jugadores que le presten la ayuda que necesita y esa es mi obligación".

Riley, en su plan de futuro, incluye a los jóvenes valores como el base Mario Chalmers, el escolta Daequan Cook, y a la gran incógnita en la que se ha convertido el alero Michael Beasley, que

Pat Riley está convencido de que con hombres más altos en el equipo Beasley puede rendir todavía mucho más y eso es lo que espera conseguir a partir de la próxima temporada, algo de lo que también está convencido el propio jugador.

El presidente de los Heat admitió que del desarrollo de esos tres jóvenes valores dependerá muchísimo el futuro del equipo, al igual que si consiguen que Wade siga por muchos años con ellos.

El apoyo de Riley llega en el momento en el se supo que el equipo había sancionado internamente tanto a Chalmers como a Beasley por sus "violaciones" a las normas del equipo.

Riley no quiso elaborar sobre el tipo de violaciones que habían cometido los dos jugadores, pero se sabe que fueron de disciplina y de vestimenta.

"Ambos jugadores se dieron cuenta que si querían seguir siendo profesionales y que su salario no peligrase, tenían que comportarse como tal y tener responsabilidad", comentó Riley.

El presidente de los Heat también aseguró que está listo para hacer algún tipo de movimiento importante durante el próximo sorteo universitario, pero que para nada pensaba incluir en un traspaso al alero Udonis Haslem, que tiene contrato en vigor y además es un nativo de Miami, con gran carisma popular.