Rockets y Magic sorprendieron con sus triunfos ante Lakers y Celtics

  • Houston (EEUU), 5 may (EFE).- Nadie se esperaba que los dos equipos que disputaron las pasadas Finales de la NBA, Los Ángeles Lakers y los Celtics de Boston, actuales campeones de liga, protagonizasen las sorpresas negativas de la segunda jornada de semifinales, con sendas derrotas en sus respectivos campos.

Rockets y Magic sorprendieron con sus triunfos ante Lakers y Celtics

Rockets y Magic sorprendieron con sus triunfos ante Lakers y Celtics

Houston (EEUU), 5 may (EFE).- Nadie se esperaba que los dos equipos que disputaron las pasadas Finales de la NBA, Los Ángeles Lakers y los Celtics de Boston, actuales campeones de liga, protagonizasen las sorpresas negativas de la segunda jornada de semifinales, con sendas derrotas en sus respectivos campos.

Los verdugos inesperados, aunque previsibles, fueron los Rockets de Houston y los Magic de Orlando que habían estudiado muy bien las inconsistencia en el juego de conjunto de los Lakers y los Celtics.

Se ha dicho, con argumentos objetivos, que los Lakers son un gran equipo cuando de verdad juega como equipo, pero cuando lo hace sólo con la referencia de su estrella Kobe Bryant, entonces sucede que pueden perder ante rivales disciplinados y sacrificados como fueron los Rockets para ganarles por 92-100.

El triunfo no asegura nada a los Rockets, pero lo que sí deja ya claro a los Lakers es que para conseguir ganar la eliminatoria, que disputan al mejor de siete, tendrán que hacer un esfuerzo extra y sobre todo jugar mucho mejor que lo hicieron en el primero.

Es cierto que los Rockets llegaron a la serie con una marca perdedora de 4-0 en los enfrentamientos que ambos equipos tuvieron durante la temporada regular, pero en todos ellos, los Lakers definieron la victoria en los últimos minutos y gracias a las genialidades de Bryant.

El entrenador de los Rockets, Rick Adelman, había anunciado que si su equipo mantenía la compostura en la recta final del partido podían ganar perfectamente a los Lakers y eso fue lo que sucedió.

Un triple de Artest, cuando faltaban ocho minutos para concluir el partido, le hizo daño a la moral de los Lakers, que ya fueron incapaces de volver a quitarle la ventaja a los Rockets que la fueron incrementando de forma progresiva hasta llegar a los 10 tantos (83-93) y menos de dos minutos por disputarse.

Los Rockets con la aportación del pívot chino Yao Ming, que logró 28 puntos y 10 rebotes, para ganarle el duelo al español Pau Gasol, y de Artest, que anotó 21 tantos, además de repartir siete asistencias, fueron el mejor equipo en el Staples Center y por eso mismo también alcanzaron el triunfo.

De los Lakers, Bryant repitió su condición de líder encestador con 32 puntos después de anotar 14 de 31 tiros de campo, pero sólo 3 de 5 desde la línea de personal, algo poco habitual en la estrella del equipo angelino, que con su juego agresivo provoca fácil las faltas.

Sin embargo, esta vez se encontró con un Artest pletórico de fuerza física y todo lo que encestó Bryant se lo ganó a pulso. Gasol logró un doble-doble de 14 puntos y 13 rebotes, que tampoco fueron la solución para los Lakers.

Sí fue muy válida para los Rockets la aportación del base Aaron Brooks al conseguir 19 puntos y los 10 tantos con ocho rebotes del alero argentino Luis Scola.

Los Lakers deben olvidarse de la derrota y pensar en el segundo partido que disputaran el miércoles, en el mismo escenario del Staples Center, donde buscarán empatar la eliminatoria, antes de viajar a tierras tejanas para el tercero y cuarto.

La misma necesidad tendrán los Celtics después de ver cómo los Magic llegaron también al Northbank Garden, de Boston, para ganar por 90-95 después de haber llegado a tener hasta 28 puntos de ventaja.

La tensión y desgaste físico y mental que sufrieron los jugadores de los Celtics ante los Bulls de Chicago les pasó factura en el primer partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este ante un equipo de los Magic, más descansado y mejor concentrado.

Después de haber protagonizado una serie memorable e histórica ante los Bulls, que se tuvo que definir en el séptimo partido, el pasado sábado, los Celtics volvieron al campo pero todavía afectados por el desgaste ánimo sufrido y se notó en la primera parte cuando fueron barridos por los Magic (36-54).

La diferencia llegó a ser todavía mayor, de hasta 28 puntos, pero los Celtics reaccionaron a partir del tercer periodo y en especial en el cuarto hasta ponerse con parcial de 90-93 y seis segundos para concluir el tiempo reglamentario.

Dos tiros de personal del base J.J.Redick sentenciaron el marcador y la victoria de los Magic que recuperan la ventaja de campo y disputaran el segundo partido de la serie el próximo miércoles en el mismo escenario del Northbank Garden.

"Hemos ganado, pero no me ha gustado la intensidad que tuvo el equipo en la segunda parte", declaró el pívot Dwight Howard, de los Magic, que logró 16 puntos con 22 rebotes, tres tapones y tres asistencias.

El alero Rashard Lewis con 18 puntos y siete rebotes encabezó la lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos y ayudaron a los Magic a conseguir un 43,2 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 33,3 (9-27) de triples, comparado al 38,5 y 34,8 (8-23), respectivamente, de los Celtics.

El escolta-alero francés Mickael Pietrus con 17 puntos se convirtió en el jugador sorpresa y factor del partido para los Magic que no tuvieron al novato Courtney Lee, que sigue de baja con una lesión en la cara que le produjo un codazo involuntario de Howard.

El alero Paul Pierce con 23 puntos, incluidos 16 en la segunda parte, volvió a ser el líder en el ataque de los Celtics que no estuvo muy acertado y especialmente tampoco acertó en el juego de transición de la primera parte para concluir el partido con 14 perdidas de balón.

El base Rajon Rondo logró un doble-doble de 14 puntos, 10 rebote, ocho asistencias y tres recuperaciones de balón, pero no estuvo acertado en el ataque al fallar 10 de 12 tiros de campo.

Rubén Mantilla