Sáez: "Nos hemos volcado en cuerpo y alma"

  • Ginebra (Suiza), 23 may (EFE).- José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), celebró la obtención del Mundial 2014 emocionado, casi con lágrimas en los ojos, y achacó la decisión de la Federación Internacional (FIBA) de confiar en España un trabajo en el que la FEB se ha volcado "en cuerpo y alma".

Ginebra (Suiza), 23 may (EFE).- José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), celebró la obtención del Mundial 2014 emocionado, casi con lágrimas en los ojos, y achacó la decisión de la Federación Internacional (FIBA) de confiar en España un trabajo en el que la FEB se ha volcado "en cuerpo y alma".

"Es un gran día para vuestro país, pero también para la FIBA. Os encargamos hacer un acontecimiento todavía más grande. Necesitamos crecer. También quiero expresar nuestra más profunda gratitud a China y a Italia, que ha demostrado ser grandes profesionales y tener un gran equipo. Es el momento de celebrar uno de los momentos más importantes de la historia del baloncesto", manifestó el secretario general de la FIBA, el suizo Patrick Baumann, antes de ceder el estrado a un desbordante José Luis Saéz.

El australiano Bob Elphinston, presidente de la FIBA, entregó una réplica de la Copa James Naismith, que distingue al campeón del mundo.

"A ver si me salen las palabras. Las primeras deben ser para China y para a Italia, que nos han hecho trabajar muy duro para competir con proyectos muy buenos y realizables en magníficos países", arrancó Sáez.

"Hemos trabajado desde la competición y desde la rivalidad, pero nos hemos hecho mucho más amigos. El valor de lo que han hecho China e Italia no se puede dejar por el camino. Gracias a todos los que nos habéis hecho esforzarnos por el camino. Hemos ganado a dos grandes países, a dos grandes federaciones y a dos grandes ilusiones", continuó.

Sáez también se dirigió a los miembros de FIBA, para decirles que España no les va "a defraudar", que ha asistido a "las tensiones y las discusiones", pero que "todos han querido avanzar y hemos avanzado porque hemos asistido a un triunfo, no de España, sino del baloncesto".

"También tengo que darles las gracias a mis compañeros de federación que han estado día y noche buscando nuevas ideas, sin horarios, buscando la mejor aceptación del torneo. Tampoco hubiera sido posible sin un gobierno y una ciudades que nos han apoyado en todo momento. Nos hemos volcado en cuerpo y alma. Este es un proyecto que significa más de veinte días de competición", concluyó el presidente de la FEB con la emoción todavía marcada en el rostro.