Trifón Poch espera que, pese a estar ya salvado, el CB Granada juegue a tope ante el Manresa

GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)

Trifón Poch, entrenador del CB Granada, comentó hoy que espera que, pese a haberse asegurado la permanencia en la pasada jornada, con su triunfo ante el ViveMenorca, el cuadro nazarí juegue a tope ante el Ricoh Manresa, rival al que se medirá el domingo.

Y es que Poch sabe que son los catalanes quienes más tienen que perder en este enfrentamiento. "El Ricoh Manresa está en un momento muy especial, peleando por la octava plaza, son un equipo muy seguro en su pista, y ahora tienen bastante más presión de clasificación de la que podrían tener, por los últimos resultados de Iurbentia Bilbao y Fuenlabrada", precisó.

Por lo tanto, estos factores, como bien sabe el técnico, pueden jugar a favor de los andaluces. "Ellos tendrán esa tensión y seguridad de jugar en su pista. Nosotros espero que sepamos transformar el hecho de que hemos conseguido a falta de tres jornadas en la Liga ACB, en sensaciones positivas, y no de objetivo cumplido que nos lleve a bajar los brazos y a no jugar al tanto por ciento al que nos queremos obligar", refirió.

Mientras tanto, Poch está pendiente del estado de Gianella, al que se le están dosificando los entrenamientos por los problemas físico que arrastra; Vlado Scepanovic, que también ha tenido pequeñas molestias, y, especialmente, Curtis Borchardt, que no se ha podido entrenar en toda la semana. "A partir de hoy valoraremos si puede estar en el partido", apuntó.

El entrenador insiste en buscar el triunfo en Manresa. "Trataremos de llegar con la mejor mentalidad,, porque hay muchas cosas que nos obligan, aunque no tendríamos que hablar de esto, porque somos profesionales y tenemos que trabajar al máximo de nuestras posibilidades hasta el final de la temporada", sentenció.

Igualmente, recordó que "hay otros componentes" que obligan, al Granada a pelear por la victoria, como son el deseo de llegar lo más arriba posible en la tabla y el incremento de ingresos económicos que de ello se derivaría.

"Hay un componente indispensable en este partido de intensidad, trabajo, esfuerzo, porque esa ha sido la seña de identidad de las victorias del Ricoh Manresa, sobre todo en su pista, en Manresa son un equipo muy combativo, que juegan con una extraordinaria determinación en todas sus acciones, en el ritmo de juego, en el contraataque, en el tiro... Debemos estar con esa misma intensidad y jugar con la máxima agresividad, no dejar que ellos controlen el ritmo de partido", concluyó.