24-23. El Pevafersa sufrió hasta el último segundo para lograr la Recopa de Europa

  • Valladolid, 30 may (EFE).- El Pevafersa Valladolid sufrió hasta el último segundo, con un final de infarto que se decantó por el equipo español que, con muchos jugadores tocados, dio todo en la pista y, finalmente, pudo lograr el ansiado título europeo que tanto se les había resistido, gracias al menor número de goles marcados en Valladolid, ya que en la ida terminaron 31-30.

Valladolid, 30 may (EFE).- El Pevafersa Valladolid sufrió hasta el último segundo, con un final de infarto que se decantó por el equipo español que, con muchos jugadores tocados, dio todo en la pista y, finalmente, pudo lograr el ansiado título europeo que tanto se les había resistido, gracias al menor número de goles marcados en Valladolid, ya que en la ida terminaron 31-30.

Los nervios se hicieron notar en los primeros compases del partido ya que, si bien los vallisoletanos consiguieron imponer una seria defensa, no estuvieron del todo acertados en ataque, lo que permitió al Nordhorn situarse por delante en el marcador (1-2) en el minuto 5.

El hecho de que incluso Tvedten fallase un penalti en esos primeros instantes evidenciaba esa tensión propia de una final europea, pero poco a poco fueron aumentando la concentración y, ayudados por un público que se entregó desde el minuto cero, lograron dar la vuelta al resultado (4-3) en el minuto 10.

Ninguno de los dos equipos daba su brazo a torcer y, por tanto, no se producían diferencias notables. La máxima renta fue de dos goles para el Pevafersa (8-6) en el minuto 19, pero sólo duró un minuto, ya que dos rápidos contraataques de los germanos volvían a equilibrar el electrónico (8-8).

A partir de ese momento, la igualdad fue la tónica dominante del partido, aunque el Pevafersa se entregó mucho más y, con un Sierra muy seguro en la portería, como las "hormiguitas", fueron haciéndose con el protagonismo hasta volver a obtener dos goles de ventaja (11-9) en el minuto 25, que obligaron al técnico visitante, Ola Lindgren, a solicitar su primer tiempo muerto.

La férrea defensa de los alemanes provocó varias exclusiones en el equipo y eso fue lo que determinó el pequeño despegue del Pevafersa que, a falta de dos minutos para que finalizara el primer tiempo, ganaba por cuatro goles (14-10), que se ampliarían a cinco antes del descanso (15-10).

Bilbija anotaría el 16-10 tras la reanudación pero, en ese momento, comenzó un bajón de los vallisoletanos, coincidiendo con la exclusión, precisamente, de Bilbija, que el Nordhorn aprovechó para recortar diferencias (16-13) en el minuto 34.

Sin Perales en la cancha y con Sierra solo ante el peligro, puesto que la defensa vallisoletana empezó a hacer aguas por todas partes, el Nordhorn se hizo dueño y señor del juego, dejando al Pevafersa con dos goles en su casillero en trece minutos, lo que dejó el marcador en un peligroso 17-16 en el minuto 43.

Lejos de reaccionar, el conjunto dirigido por Pastor se quedó bloqueado en el terreno ofensivo y sin intensidad en defensa, con lo que los germanos pudieron empatar el partido (17-17) en el minuto 46, que obligó al técnico vallisoletano a solicitar un tiempo muerto para aleccionar a sus jugadores.

El equipo reaccionó cuando el Nordhorn contaba con un gol de ventaja (18-19) en el minuto 50 y, gracias a Sierra y al aumento de la tensión defensiva, volvieron a dar la vuelta al resultado (21-19), pero una exclusión a Hugo López devolvió las tablas (21-21), a falta de tres minutos para el final.

Sucedió de todo en la cancha del Pisuerga con los colegiados como protagonistas, ya que en esos tres minutos excluyeron a Entrerríos, Ávila y a Stojkovic. El marcador reflejaba un 24-23 con posesión para los alemanes que no marcaron en los diez segundos finales ni en un último tiro directo que Przybecki estrelló contra la barrera vallisoletana, lo que dio la victoria al Pevafersa y, con ella, el ansiado título de la Recopa de Europa.

Ficha técnica:

24 - Pevafersa Valladolid (15+9): Sierra (Lorger, ps), Prieto (1), Asier Antonio (-), Tvedten (3,1p), Ávila (-), Entrerríos (5), Bilbija (5), Hugo López (2), Milosavljevic (3,1p), Perales (4), Eduard Fernández (-), Krivokapic (1) y Rentero (-).

23 - HSG Nordhorn (10+13): Katsigiannis (Gentzel, ps), Verjans (2), Machulla (-), Hansen (2), Weinhold (6,1p), Przybecki (3), Stojkovic (8), Karlsson (-) y Szücs (2).

Parciales cada cinco minutos: 1-2, 4-3, 5-5, 8-8, 11-9, 15-10 (descanso); 17-13, 17-15, 17-16, 18-19, 21-19 y 24-23 (final).

Árbitros: Zigmars Stolarovs y Renars Licis (Letonia). Excluyeron dos minutos a Bilbija (min.32), Hugo López (min.55), Entrerríos (min.58) y Ávila (min.59), por parte del Pevafersa Valladolid, y a Karlsson (min.17, 34 y 54 -tarjeta roja-), Verjans (min.20), Szücs (min.21), Stojkovic (min.27, 48 y 57), por parte del Nordhorn.

Incidencias: Encuentro de vuelta de la final de la Recopa de Europa disputado en el pabellón Pisuerga ante más de 6.000 espectadores.