27-19. Itxako Reyno de Navarra vence al Leipzig y da un paso hacia el título de la copa EHF

  • Estella (Navarra), 9 may (EFE).- El Itxako Reyno de Navarra ha dado un paso firme hacia la consecución del título de la copa europea EHF, al doblegar por una renta de 8 goles (27-19) al conjunto alemán Leipzig, con el que perdió en octubre del año pasado en la fase previa de clasificación de la liga de campeones.

27-19. Itxako Reyno de Navarra vence al Leipzig y da un paso hacia el título de la copa EHF

27-19. Itxako Reyno de Navarra vence al Leipzig y da un paso hacia el título de la copa EHF

Estella (Navarra), 9 may (EFE).- El Itxako Reyno de Navarra ha dado un paso firme hacia la consecución del título de la copa europea EHF, al doblegar por una renta de 8 goles (27-19) al conjunto alemán Leipzig, con el que perdió en octubre del año pasado en la fase previa de clasificación de la liga de campeones.

El conjunto estellés ha solventado el partido de ida, aunque consciente de que las germanas han logrado remontadas más difíciles en su feudo, de hasta 9 goles de desventaja, por lo que acudirá a Leipzig con la aspiración de ganar el partido.

En la entidad navarra se tiene en cuenta, de otro lado, que las teutonas no disputan una fase final de una competición continental desde 1997, en la Recopa de Europa, cuando cayeron ante el Rostov.

El equipo de Estella ha arrollado a las alemanas desde el minuto 20 de la primera parte, con rentas que han llegado hasta un máximo de 6 tantos, como ha acabado el primer tiempo, y que se ha llegado a incrementar hasta a 9, en el segundo período.

El público, que ha llenado las gradas, ha disfrutado del espectáculo deportivo, en la segunda final continental que de manera consecutiva, después de la que el año pasado perdiese ante el Dinamo de Volgogrado ruso.

En el siete dirigido por Ambros Martín destacó la capacidad ofensiva, con Nelly Carla Alberto muy inspirada, y en la retaguardia, con la solvencia de la portera Silvia Navarro que detuvo una decena de ocasiones claras de gol.

El encuentro arrancó con igualdad, y con imprecisiones por ambos bandos, con balones que se estrellaron en los postes, por parte de Nelly Carla (uno de penalti) y Eli Pinedo, por uno del Leipzig. En la reanudación las de Estella salieron con una gran concentración, empujadas por los ánimos del público que abarrotaban el pabellón, por lo que las jugadoras transformaron sus ocasiones, con una defensa que bloqueaba los intentos visitantes.

Al finalizar el partido el técnico Ambros Martín, que en el último segundo fue excluido por protestar la anulación de un postrero gol de Andrea Barnó, ha valorado como positiva la victoria.

"Iremos a Alemania con la intención de ganar. Al Volvogrado le remontaron una renta de diez. Tenemos que ser humildes, pero ambiciosos", declaró, antes de reunirse con el equipo para saber cuál era el resultado entre el Alicante-Elda.

En caso de derrota del Elda, el equipo de Estella se proclamaba campeón de liga de forma matemática. Un alirón que se retrasará al partido de la próxima semana Elda-Itxako, ya que el marcador en tierras alicantinas fue de victoria para las segundas clasificadas, Elda, por 28-33.

- Ficha técnica:

27 - Itxako (14+13): Silvia Navarro, Andrea Barnó (4), Conchi Berenguel, Nely Carla Alberto (9), Alessandra Medeiros (1), Cristina Mihai y Eli Pinedo (4). También Naiara Egozkue, Jessica Alonso (4), Nerea Pena, Begoña Fernández (4) y Sissal Pedersen (1).

19 - Leipzig (8+11): Katia Schulke, Mette Ommundsen (3), Sara Holmgren (2), Ane Ulbricht, Sara Eriksson (3), Karolina Kudlacz (2) y Renate Urne (3). También Stange (3), Augsburg, Daniels, Olsen, Milde, Wiren y Muller (3).

Marcador cada cinco minutos: 2-2; 4-5; 6-5; 8-6; 11-7; 14-8; descanso; 14-9; 16-10; 20-13; 23-14; 25-17; y 27-19.

Árbitros: Peter Ljubic y Nenad Krstic (Eslovenia). Excluyeron a Andrea Barnó y Alexandra Medeiros, del Itxako, y al técnico Ambros Martín, en el minuto 60. Por las alemanas a Sara Holmgreen, Sara Eriksson y Renate Urne.

Incidencias: Partido de ida de la final de la Copa EHF celebrado en el Pabellón Tierra Estella-Lizarrerria ante unos 2.500 espectadores, todos vestidos con camisetas amarillas, el color del equipo local.