31-26. Reale Ademar tendrá que buscar su clasificación para cuartos en León tras caer en Alemania

  • Redacción Deportes, 22 feb (EFE).- El Reale Ademar agotó su última baza para evitar tener que jugarse su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones en las dos últimas jornadas, que disputará ambas ante su afición, frente al Veszprem húngaro y el rival de hoy, el Flensburg alemán, que se impuso con cierta comodidad en Alemania.

31-26. Reale Ademar tendrá que buscar su clasificación para cuartos en León tras caer en Alemania

31-26. Reale Ademar tendrá que buscar su clasificación para cuartos en León tras caer en Alemania

Redacción Deportes, 22 feb (EFE).- El Reale Ademar agotó su última baza para evitar tener que jugarse su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones en las dos últimas jornadas, que disputará ambas ante su afición, frente al Veszprem húngaro y el rival de hoy, el Flensburg alemán, que se impuso con cierta comodidad en Alemania.

Los leoneses echaron por tierra sus opciones de sacar algo positivo de cancha teutona en una segunda parte en la que su defensa estuvo excesivamente blanda y su ataque dependió en exclusiva del acierto del croata Damir Bicanic.

Ante un rival diezmado por las ausencias, además de suma trascendencia en sus esquemas como el guardameta titular Beutler, el cerebro Vranjes y dos lanzadores de garantías como Mamelund y Muratovic, el Reale Ademar sacó provecho una vez superado el primer tirón local, (5-3, minuto 10).

Con una férrea defensa 6:0, basculando a la perfección hacia los dos laterales, aunque ello supusiera dejar desguarnecidos los extremos y, en ocasiones, el pivote, los de Jordi Ribera empezaron a encontrar el contragolpe fruto de los robos de balón, lo que les permitió voltear el encuentro.

El ruso Krivoschlykov y Stranovsky se mostraban infalibles, lo que se tradujo en un parcial de 3-9 en poco más de diez minutos, que otorgó a los leoneses su máxima renta (8-12) en el minuto 19, justo después de que el técnico local tuviera que solicitar un tiempo muerto.

Sin embargo, una serie de acciones desafortunadas de Bicanic, que erró lanzamientos en claras posiciones, y el despertar del máximo goleador de la Liga de Campeones, el veterano extremo danés Lars Christiansen, permitieron al Flensburg meterse de lleno en el partido, tras dejar al Ademar cinco minutos sin anotar, para llegar al descanso con empate a 13 goles.

En la reanudación, sólo aguantó el equipo de Ribera los diez primeros minutos, ya que a partir de ese momento, un rival mucho más suelto en ataque y con una defensa más agresiva, acabó por desbaratar cualquier atisbo de remontada leonesa.

Bicanic era el único lúcido en ataque, junto con las aportaciones esporádicas de Aguinagalde en el pivote, mientras que el Flensburg, que se permitió el lujo de jugar prácticamente todo el encuentro con ocho jugadores, encontraba la inspiración de un omnipresente Knudsen, además de las genialidades de Christiansen.

La dirección del central Mogesen y el brazo del zurdo Carlen también aportaron lo suyo para que las diferencias se fueran hasta los cinco goles, 27-22 (minuto 51), que se mantuvieron hasta el final del partido (31-26).

El próximo fin de semana en el pabellón leonés llegará la primera de las dos finales ante el Veszprem, donde no cabe otra cosa que no sea la victoria si los ademaristas quieren jugarse su clasificación una semana después ante los alemanes del Flensburg.

Ficha técnica:

31- SG Flensburg Handewitt (13+18): Meyer, Hansen (3), Jensen (-), Carlen (4), Mogesen (3), Knudsen (7), Christiansen (9,2 p), Boesen (5), Schneider (-) y Heinl (-).

26- Reale Ademar (13+13): Alilovic (Álamo, ps); Krivoschlykov (4), Buntic (1), Sarmiento (1), Aguinagalde (5), Bicanic (9), Stranovsky (5,1 p), Chernov (1), Carou (-), Kos (-), Aguirrezabalaga (-), Ortigosa (-) y García Vega (-).

Parcial cada cinco minutos: 1-1, 4-3, 6-6, 8-11, 10-13, 13-13 (descanso); 15-15, 19-18, 24-20, 26-22, 28-24 y 31-26 (final).

Árbitros: Arkadiuzs y Leszek Solodko (Polonia). Excluyeron por dos minutos a Jensen y Mogesen, del Flensburg, y a Chernov, Kos, Aguirrezabalaga, Buntic y Alilovic, del Ademar.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada del Grupo 3 de la Liga de Campeones, disputado en el Campushalle de Flensburg ante unos 6.000 espectadores.