BM. Ciudad Real: más paciencia que el Santo Job

  • Ciudad Real, 30 may (EFE).- La competición continental tiene un atractivo añadido para el BM. Ciudad Real, cual es la conquista, por segunda temporada consecutiva, de la Liga de Campeones, y otra vez más contra el todopoderoso Kiel alemán.

El B.M. Ciudad Real cree en la remontada, de cinco goles, contra el Kiel

El B.M. Ciudad Real cree en la remontada, de cinco goles, contra el Kiel

Ciudad Real, 30 may (EFE).- La competición continental tiene un atractivo añadido para el BM. Ciudad Real, cual es la conquista, por segunda temporada consecutiva, de la Liga de Campeones, y otra vez más contra el todopoderoso Kiel alemán.

Es el momento de demostrar que hay que ser grande entre los grandes, levantando un resultado de cinco goles en contra (39-34), cuando la pasada campaña fueron dos (27-29, en el Quijote Arena, el pasado 4 de mayo), fecha desde la que permanece invicto en su feudo en competición continental.

El 25-31 en el Sparkassen Arena de Kiel, el 11 de mayo, le aupó a su segundo cetro continental.

Los alemanes son expertos. Pero calidad, experiencia, exquisitez, no están reñidas con el poderío de la plantilla manchega, ni tampoco con su afición.

Es un choque, quinto esta temporada, cuarto en Liga de Campeones, tras los dos en la 'Main Round' y la semifinal de la Supercopa de Europa de Veszprém, al que le restan 60 minutos y en el que pueden ocurrir muchas cosas. Complicado, pero no imposible.

El BM. Ciudad Real deberá tener mucha paciencia, mas que el Santo Job, para resolver la final, siempre confiando en su juego, perfectamente asimilado, para lograr un nuevo título.

Debe demostrar a los alemanes que es capaz de devolverle la moneda y levantar su tercera copa europea, segundo consecutiva, a base de tesón y paciencia, como ya le ocurrió en el partido por el tercer y cuarto puesto en la Supercopa de Europa del 2002/03.

Entonces, un 26 de octubre del 2002, en Magdeburgo, el desenlace fue favorable al BM. Ciudad Real (32-20), o en esta campaña, el 20 de septiembre pasado, en la segunda semifinal de la Supercopa de Europa, en el Veszprém Arena, cuando ganó por 31-24.

Afronta el cuadro manchego su cuarto choque en los últimos cinco años una nueva final de la Liga de Campeones, que logró por primera vez en la temporada 2005/06, contra el Pórtland San Antonio y, la segunda, la de la temporada anterior contra el mismo 'ogro', Kiel, tras perder en la que celebro en el 2004/05 contra el Barcelona.

El BM. Ciudad Real es consciente que será un encuentro duro, ya que los alemanes son tremendamente compactos y con defensa 6-0 son rápidos, muy fuertes, rápidos en el contraataque, con muy buenas condiciones técnicas y físicas.

Tampoco hay que olvidar que, aunque traigan un tanteo favorable de cinco goles, los alemanes saben que tendrán que sufrir en el 'Quijote Arena', donde se confía que los colegiados dirijan la contienda con justicia y ecuanimidad.

En suma, las prisas no son buenas consejeras y los partidos o eliminatorias no se resuelven ni al principio, ni de inmediato. No cabe la menor duda que habrá que jugar, pues, con mas paciencia que la que tuvo el Santo Job.