Los árbitros daneses afirman que Croacia no intentó comprarlos con prostitutas

  • Zagreb, 4 abr (EFE).- La pareja arbitral danesa que dirigió la final del pasado Mundial de balonmano en Croacia retiró la acusación de intento de corrupción contra la Federación croata (HRS), informó la prensa local.

Zagreb, 4 abr (EFE).- La pareja arbitral danesa que dirigió la final del pasado Mundial de balonmano en Croacia retiró la acusación de intento de corrupción contra la Federación croata (HRS), informó la prensa local.

Los árbitros Pedersen y Olsen enviaron una carta a la HRS ofreciendo disculpas por la afirmación anterior de que les habían sido ofrecidas prostitutas durante la cena en víspera de la final entre Croacia y Francia.

Los daneses habían expresado sus acusaciones a la prensa alemana, pero tras una dura reacción desde Croacia retiraron las inculpaciones sobre una supuesta oferta croata de poner a su disposición algunas bellezas locales a cambio de resultados favorables para el equipo nacional.

"Todos los demás árbitros y delegados confirmaron que en ningún momento hubo intento de corrupción de forma alguna", comentó al portal digital Index el presidente de la HRS, Sandi Sola, tras recibir la carta exculpatoria del tándem danés.

Sin embargo, la HRS insiste que fue duramente perjudicada en la final, que Francia ganó por 19-24.

"Pediremos al presidente de la IHF Hasán Mustafam que descubra quién mandó a los árbitros actuar de aquella forma en Zagreb", afirmó el vicepresidente de la HRS, Zoran Gobac.

Una análisis neutral mostró que hubo 30 errores arbitrales en contra de los croatas y sólo tres a las expensas de Francia en el choque decisivo disputado el 1 de febrero en el Arena de Zagreb.