Moustafa niega 'favores' a un árbitro en el Mundial

  • Madrid, 31 mar (EFE).- El presidente de la Federación Internacional de Balonmano (IHF), el egipcio Hassan Moustafa, negó en hoy en Madrid que el árbitro danés Lars Pedersen fuese objeto de intento de trato de favor la noche previa a la final del último Mundial disputado en Croacia, cuya final ganó Francia a la selección anfitriona, y apeló a la "falta de pruebas" en los supuestos casos de sobornos que implican a árbitros en competiciones europeas.

Moustafa niega 'favores' a un árbitro en el Mundial

Moustafa niega 'favores' a un árbitro en el Mundial

Madrid, 31 mar (EFE).- El presidente de la Federación Internacional de Balonmano (IHF), el egipcio Hassan Moustafa, negó en hoy en Madrid que el árbitro danés Lars Pedersen fuese objeto de intento de trato de favor la noche previa a la final del último Mundial disputado en Croacia, cuya final ganó Francia a la selección anfitriona, y apeló a la "falta de pruebas" en los supuestos casos de sobornos que implican a árbitros en competiciones europeas.

"He llamado al delegado del Comité de Árbitros para aclarar esta última denuncia sobre el árbitro danés en el Mundial y me han comunicado que el citado árbitro niega tajantemente que hablara la noche previa con algún medio de comunicación y que hubiese cena previa a la disputa de la final", aclaro Moustafa.

En algunas informaciones publicadas en la prensa croata, el árbitro Pedersen, uno de los miembros de la pareja que pitó la final mundialista, dijo en una emisora de radio que en la cena anterior a la final entre Croacia y Francia se le acercaron "algunas bellezas locales, obviamente prostitutas".

"Si hay culpables pagarán por ello", enfatizó el presidente de la IHF. "El daño para la imagen del balonmano es muy grande y muy grave", precisó acerca de los últimos casos de presunto soborno y amaño de partidos.

El presidente de la IHF estuvo en Madrid para reunirse con su homólogo de la Española, Juan de Dios Román, como parte de su agenda preelectoral, ya que el egipcio se presenta a la reelección en el mes de junio. En la mesa de trabajo se trató, entre otros asuntos, la actualidad de los supuestos casos de soborno en el balonmano europeo, uno de ellos con el Valladolid como club afectado.

Moustafa opinó sobre este último caso que "se necesitan pruebas, pues si no las hay no se puede hacer nada para tomar una determinación al respecto", y delegó cualquier depuración de responsabilidades, sobre éste y otros casos similares, en la EHF, "pues se trata de competiciones de su ámbito", añadió.

"Sólo hemos tenido constancia de todos estos hechos por la prensa. Hemos solicitado informes, tanto a la EHF como a la Federación de Alemania. Todos los casos corresponden a clubes, pero no por ello dejamos de estar preocupados", dijo Moustafa, quien mañana se reunirá en Basilea con responsables de la EHF para abordar esta cuestión y recibir información de primera mano sobre el estado de las investigaciones.

Román, como anfitrión, y Moustafá se entrevistaron con el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky y, a medio día se desplazaron juntos a la sede del COE, en donde fueron recibidos por el presidente de este organismo, Alejandro Blanco.

En la citada reunión de trabajo entre Román y Moustafa se abordaron diversas cuestiones relacionadas con el proceso electoral que en breve se desarrollará en el seno de la IHF así como de otros asuntos entre los que destacó la posibilidad de algunos cambios futuros en el calendario de competiciones internacionales.

En este sentido, Román apuntó como "posible" un cambio de fechas para los campeonatos de Europa y del Mundo, por lo que pasarían a disputarse a finales del mes de agosto y principios de septiembre, en vez del actual mes de enero.

Asimismo, el presidente de la RFEBM manifestó que "se está valorando" la posibilidad de eliminar a fase de clasificación para los Juegos Olímpicos de 2012, por lo que para ello se abriría la vía del Mundial de 2011 de Suecia.

A este respecto, Moustafa aclaró que no es partidario de que el Mundial se dispute cada cuatro años. "No sería lo mejor para el balonmano. En Europa hay posturas encontradas al respecto y otros continentes se verían, asimismo, perjudicados", insistió.

Actualmente tanto el Europeo como el Mundial se desarrollan en alternancia cada dos años.