Mundial de balonmano: España despacha a Eslovenia y jugará la final de su torneo


  • La del domingo será su 2ª final tras el entorchado de 2005. España fue superior a Eslovenia exhibiendo defensa y portería y venció por 26-22.

  • Es ficción pensar qué hubiera pasado si en cuartos de final los de Valero se hubieran cruzado con Francia. El nivel de juego mostrado avala a España en la finalísima.

La selección española peleará por el oro o la plata

La selección española peleará por el oro o la plata Jorge Ramírez Orsikowsky

España se metió en la final gracias a la victoria por 26-22 sobre Eslovenia en semifinales

España se metió en la final gracias a la victoria por 26-22 sobre Eslovenia en semifinales Jorge Ramírez Orsikowsky

Otro gran éxito de Valero Rivera

Otro gran éxito de Valero Rivera Jorge Ramírez Orsikowsky

Uros Zorman, desaparecido

Uros Zorman, desaparecido Jorge Ramírez Orsikowsky

Tres goles de Aguinagalde

Tres goles de Aguinagalde Jorge Ramírez Orsikowsky

Bilbija, otro jugador desafortunado

Bilbija, otro jugador desafortunado Jorge Ramírez Orsikowsky

El veterano sigue cumpliendo

El veterano sigue cumpliendo Jorge Ramírez Orsikowsky

Espectadores de lujo en el Palau Sant Jordi

Espectadores de lujo en el Palau Sant Jordi Jorge Ramírez Orsikowsky

Urdangarín vio el partido en directo

Urdangarín vio el partido en directo Jorge Ramírez Orsikowsky

La celebración de la victoria

La celebración de la victoria Jorge Ramírez Orsikowsky

España sorprendió de inicio con Sierra bajo palos pero a los 13 minutos fue cambiado por Sterbik. Y no porque las cosas estuvieran saliendo mal, al contrario, España con un buen juego con los extremos y transiciones muy rápidas se logró poner por delante frente a un rival dependiente en exceso de su lateral Dolenec y las jugadas por su lado. El resto lo supo blocar bien la defensa y Sterbik una vez ingresó.

El ataque español logro una ventaja máxima de 5 goles (12-7 minuto 23) y se sentía muy cómodo: buenas asistencias de Maqueda, buenos contraataques de Guardiola, buenas rotaciones (como Cañellas que dio descanso a Entrerríos). El responsable de que el marcador se apretara al descanso tiene nombre y apellidos: Goraz Skof. El portero esloveno detuvo de forma casi consecutiva 6 balones y la efectividad del extremo Marguc (también atacando por el lado derecho) llevó al marcador un inesperado 13-12 al descanso.

Si en algo se está caracterizando el equipo nacional en este torneo es en lo poco que duran sus momentos malos y cómo sobrevive el equipo de otras facetas cuando falla alguna de ellas. Es lo que sucedió en la 2ª mitad: hubo un momento de dudas en ataque que casi ni se notó por el buen trabajo defensivo de Morros y Guardiola en el centro de la defensa. Los pocos errores que tuvieron fueron pasados por alto por el MVP Arpad Sterbik. En la segunda mitad España sólo encajó 10 goles y porque los nuestros se relajaron en los minutos finales.

Con tal rigor defensivo y casi sin exclusiones era cuestión de tiempo que España solventara el partido. Aginagalde mandó al limbo la sequía ofensiva, Cañellas desactivó a Skof en los 7 metros (de hecho salió Prost al final) y a base de contragolpes España se relamió y disfrutó hasta una diferencia máxima de 8 tantos.Valero Rivera resguardó a los titulares en los últimos minutos y Eslovenia, que ha hecho un grandísimo campeonato, al menos pudo maquillar el marcador hasta el definitivo 26-22.

España está en la final. Ya lo hizo en 2005 ganando a Croacia en Túnez. Será su segunda final de un Mundial. Pero ojo que no siempre España ha ganado finales (ha perdido las 3 que ha jugado en Europeos). El caso es que el podio está asegurado y en Mundiales España no se baja de él desde 2009 tratándose de competiciones bianuales.

ESPAÑA: Sierra, Entrerríos (1), Maqueda (1), Tomás (2), Sarmiento (2), Aginagalde (3), Rivera (3). Sterbik (10 paradas), Rocas (1), Cañellas (5,1p), Montoro (1), Morros (3), Ruesga, García (2), Ariño, Guardiola (2).ESLOVENIA: Skof (11 paradas), Bilbija (1), Dolenec (7,1p), Zvizej L. , Gaber, Zorman (1), Marguc (7,1p). Prost (4 paradas), Dobelsek (1), Pucelj, Bezjak, Skube (1), Bundalo (1), Zvizej M. (2), Macksovec (1), Kavticnik.PARCIALES: 1-2, 5-3, 8-6, 10-7, 12-8, 13-12 (descanso). 15-13, 15-14, 18-14, 21-15, 24-18, 26-22 (final).ÁRBITROS: Leifsson-Palsson (Islandia). PABELLÓN: Sant Jordi de Barcelona. 14 mil asistentes.