8-7. Hairston marca la diferencia en el triunfo de los Padres sobre los Filis

  • Filadelfia (EEUU), 17 abr (EFE).- El guardabosques Scott Hairston estuvo explosivo con el bate para ser el líder indiscutible que permitió a los Padres de San Diego vencer por 8-7 a los actuales campeones de la Serie Mundial, los Filis de Filadelfia.

8-7. Hairston marca la diferencia en el triunfo de los Padres sobre los Filis

8-7. Hairston marca la diferencia en el triunfo de los Padres sobre los Filis

Filadelfia (EEUU), 17 abr (EFE).- El guardabosques Scott Hairston estuvo explosivo con el bate para ser el líder indiscutible que permitió a los Padres de San Diego vencer por 8-7 a los actuales campeones de la Serie Mundial, los Filis de Filadelfia.

Hairston (2) conectó jonrón y doble remolcador de dos carreras en el octavo episodio, para que los Padres se quedasen con el triunfo.

El guardabosques de los Padres conectó de cuatro esquinas en el quinto episodio, solitario, y fue apoyado con el poder de los toletes del parador en corto venezolano Luis Rodríguez (1) y del receptor Nick Hundley (1), que pegaron sendos cuadrangulares.

Rodríguez conectó su primer jonrón en lo que va de la campaña en el tercer episodio, sin gente en el camino. El venezolano pegó de cuatro esquinas ante los envíos que le ofrecía el abridor Cole Hamels, a quien le botó la pelota del parque por el jardín izquierdo.

Los Padres (8-3) ganaron con su cerrador Cla Meredith (2-0) en labor de un episodio, en los que aceptó dos imparables.

El segunda base Chase Utley (2) pegó de cuatro esquinas en el primer episodio, llevando a dos compañeros en el camino, sin gente en los senderos, para los Filis (4-5).

Por los campeones de la Serie Mundial, el guardabosques Raúl Ibáñez se fue perfecto de 3-3, con dos carreras anotadas para dejar en .361 su promedio con el madero.

El antesalista dominicano Pedro Feliz también tuvo un bate productor, al pegar 2 de 3, con una remolcada y una anotada para los Filis, que sumaron dos derrotas seguidas.

El relevista Ryan Madson (1-1) en labor de un episodio, cargo con el revés en el que permitió tres imparables, tres carreras, y regaló una base.