Sojo confía en Silva para que Venezuela llegue a la gran final del Mundial de Béisbol

  • Los Ángeles (EE.UU.), 21 mar (EFE).- Todo está decidido en la novena venezolana, que se enfrentará a Corea del Sur en la primera semifinal de la segunda edición del Clásico Mundial de Béisbol, y el jugador clave en el montículo será Carlos Silva, elegido para ser el abridor.

Sojo confía en Silva para que Venezuela llegue a la gran final del Mundial de Béisbol

Sojo confía en Silva para que Venezuela llegue a la gran final del Mundial de Béisbol

Los Ángeles (EE.UU.), 21 mar (EFE).- Todo está decidido en la novena venezolana, que se enfrentará a Corea del Sur en la primera semifinal de la segunda edición del Clásico Mundial de Béisbol, y el jugador clave en el montículo será Carlos Silva, elegido para ser el abridor.

El manejador de la "Vinotinto", Luis Sojo, sorprendió con la decisión de elegir a Silva por el joven estelar Félix Hernández (2-0), ambos compañeros en los Marineros de Seattle.

Hernández estuvo intratable en el partido decisivo que Venezuela ganó por blanqueada de 2-0 a Puerto Rico para que el combinado nacional criollo esté en las semifinales con marca de 6-1.

La única derrota que hasta ahora ha tenido Venezuela en el Clásico ha sido la que cosechó en la primera ronda del torneo cuando perdió por paliza de 15-6 frente a Estados Unidos, dentro del Grupo C, disputada en Toronto (Canadá).

Desde entonces, Venezuela ha sido una máquina de hacer buen béisbol con un gran pitcheo, incluido el relevo intermedio y el cerrador, en la figura de Francisco Rodríguez, un ataque explosivo, el más productivo del torneo, y también buena defensa.

Todos dentro del equipo de Venezuela son conscientes que están ante la gran oportunidad de conseguir para su país un título que sería histórico.

El primero en reconocer esa realidad es el manejador del equipo, Luis Sojo, el veterano ex pelotero de las Grandes Ligas, que hasta el momento ha tenido una labor impecable al frente de la "Vinotinto".

"Hemos conseguido importantes triunfos en torneos en los que ha participado Venezuela, pero, personalmente, lograr este título sería el más grande de mi carrera", destacó Sojo.

De acuerdo a Sojo, la razón que Venezuela haya llegado tan lejos en el torneo es gracias al trabajo de Silva, por la gran pelota que lanzó frente a Italia, en la primera ronda, y en la segunda contra Holanda.

Silva tiene marca de 1-0 con 0.82 de promedio de efectividad en 11 entradas, con seis ponches y una base por bolas. Una producción extraordinaria si se tiene en cuenta que la pasada temporada con los Marineros logró marca perdedora de 4-14 y 6.46 de carreras limpias permitidas.

Desde que llegó a las Grandes Ligas, Silva tiene marca perdedora de 59-61 con 4.61 de promedio de efectividad después de haber jugado con los Filis de Filadelfia, Mellizos de Minnesota y Marineros de Seattle.

Si Venezuela consigue la victoria ante Corea del Sur, actuales campeones olímpicos, tendría a Hernández en el montículo el próximo lunes para enfrentarse al ganador de la segunda semifinal que mañana, domingo, van a disputar Estados Unidos contra Japón.

"Tanto Carlos como Félix están listos para hacer un gran trabajo en el montículo", declaró Sojos. "Elegir a Carlos para el partido contra Corea del Sur ha sido una decisión del piloto, porque considero que nos puede dar la versatilidad que necesitamos en 100 lanzamientos".

Sojo no tiene ninguna duda que Silva será el abridor que le de a Venezuela la victoria.

La estrategia de Sojo y su cuadro de entrenadores es que Silva aguante el partido hasta la mitad de las entradas para que luego puedan utilizar al selecto grupo de relevistas intermedios como son Víctor Zambrano, Enrique González y Ramón Ramírez.

Los tres se encargarían de dejar todo listo para que saliese Rodríguez a demostrar que es actualmente el mejor cerrador que hay en las Grandes Ligas, su marca de tres rescates, con dos imparables y ocho ponches en cinco entradas y dos tercios de trabajo en lo que va de torneo no deja ninguna duda al respecto.

Pero si el pitcheo tendrá que hacer su trabajo ante la artillería surcoreana, nada fácil de controlar, el bateo venezolano quiere seguir siendo el más productivo del torneo con .309 de promedio en los siete partidos disputados y 76 imparables, 36 de ellos extra bases.

El segunda base Jose López, también de los Marineros, y el receptor Henry Blanco, de los Cachorros de Chicago, tienen .500 de promedio de bateo en 20 y 10 turnos, respectivamente.

Además, Venezuela cuenta con otros ocho pelotero que poseen .300 de promedio y entre los que se incluyen Endy Chávez (.368), de los otro pelotero de los Marineros; Miguel Cabrera (.321), de los Tigres de Detroit y Bobby Abreu (.316), de los Angelinos de Los Ángeles.

Pero Venezuela podría tener todavía más poder ofensivo si se recuperan de pequeñas lesiones el receptor Ramón Hernández, de los Rojos de Cincinnati, que no jugo el pasado miércoles contra Estados Unidos por sentir molestias en la rodilla, pero que tiene .400 de promedio de bateo con seis imparables en 15 turnos y dos jonrones.

Melvin Mora, el jardinero de los Orioles de Baltimore, también ha estado encendido durante el torneo al pegar 6 hits en 22 turnos que le han dejado con .409 de promedio de bateo.

Mora trata de recuperarse de un tirón muscular y podría estar disponible si Sojo al final considera que es necesario para superar a Corea del Sur.

El manejador de Corea del Sur, In-Sik Kim, es consciente del gran potencial que tiene Venezuela, pero también sabe de la mentalidad luchadora que posee su equipo y advirtió que aunque no estén al nivel de los jugadores de Grandes Ligas que presenta Venezuela, si tienen la capacidad de luchar hasta el último "out" del partido.

Además recuerda que la última vez que su país se enfrentó a Venezuela fue en la Copa del Mundo, en el 2007, y ganó por 9-2, aunque los criollos no tuvieron a los jugadores de Grandes Ligas.

Kim, al igual que Sojo, se decidió por un derecho, Suk-Min Yoon, la gran figura del equipo, que tiene marca de 1-0 y sólo ha permitido una carrera en nueve entradas y dos tercios que ha trabajado en lo que va del Clásico.

Yoon, que la pasada temporada tuvo 14-5 con 2.33 de promedio de efectividad, en la liga de Corea del Sur, es consciente que está ante la gran oportunidad de su carrera de conseguir la victoria soñada.