Venezuela viaja como favorita y Estados Unidos con el dilema de las lesiones

  • Miami (EE.UU.), 19 mar (EFE).- Se acabó la segunda ronda en la sede de Miami y de ella se van como semifinalistas los equipos de Venezuela, pleno de moral y confianza, y de Estados Unidos, cargado de dudas con el problema de las lesiones, pensando quienes serán los sustitutos que las Grandes Ligas les permitan tener en Los Ángeles.

Venezuela viaja como favorita y Estados Unidos con el dilema de las lesiones

Venezuela viaja como favorita y Estados Unidos con el dilema de las lesiones

Miami (EE.UU.), 19 mar (EFE).- Se acabó la segunda ronda en la sede de Miami y de ella se van como semifinalistas los equipos de Venezuela, pleno de moral y confianza, y de Estados Unidos, cargado de dudas con el problema de las lesiones, pensando quienes serán los sustitutos que las Grandes Ligas les permitan tener en Los Ángeles.

El equipo de la "Vinotinto" fue sin discusión la sensación del Grupo 2 de la segunda ronda del Clásico Mundial al tener un bateo explosivo, para muchos el mejor que hay actualmente en el torneo, y un pitcheo que también hizo sus deberes, especialmente con el abridor Félix Hernández y el "bullpen".

Después de ganar a Estados Unidos por 10-6 y asegurar el primer lugar del grupo, Venezuela viaja a Los Ángeles con un gran nivel de confianza, pero también de realismo que tener en la semifinal a Japón o Corea del Sur, actuales campeones del torneo y olímpicos, respectivamente, no será algo fácil de superar.

Ambos equipos no van a darle a Venezuela la ventaja de tener a un jugador en la primera base de experimento como sucedió con Estados Unidos, que debido a las lesiones colocó de inicialista a Adam Dunn, que todavía no sabe ni en que posición va a trabajar cuando llegue a su nuevo equipo de los Nacionales de Washington.

Venezuela venció por blanqueada a Puerto Rico y luego se encargó de Estados Unidos, con la gran ayuda del país anfitrión, pero el manejador de la "Vinotinto", Luis Sojo, es consciente que su equipo tendrá que mejorar aun más su nivel cuando dispute el partido de semifinales el próximo sábado en el Dodger Stadium.

"Este equipo está haciendo muchas cositas en el ataque para ganar partidos", comentó Sojo. "En cada partido tenemos a un jugador que surge para ser decisivo y eso es fundamental en el béisbol".

Venezuela ha superado con creces lo que hizo en el primer Clásico Mundial del 2006 cuando fue eliminada en la segunda ronda, y lo ha hecho gracias a figuras como Hernández y el taponero Francisco Rodríguez, que ante Puerto Rico estuvieron intratables.

Sojo dijo que después de haber visto como trabajo el equipo en la preparación del Clásico siempre pensó que podría hacer mejor papel que en el 2006, pero ahora lo estaban demostrando de verdad.

En cuanto a las preferencias que tenía de cara al rival que le podía tocar en el partido de semifinales, Sojo cree que Corea del Sur, que ya ganó a Japón por 4-1 en el primer partido entre ambas novenas en la sede de San Diego, esta noche, volverá a ganar.

"Por lo que he visto, Corea del Sur es el equipo que mejor béisbol está jugando y pienso que podría ser el rival que nos tocase si llegamos a la final", comentó Sojo. "Hacen un béisbol de fundamentos, es decir, tienen un excelente pitcheo, bateo oportuno y gran defensa, para mi la mejor".

"Por lo que he observado creo que Corea tiene grandes posibilidades de estar en la final si queda primera de grupo", valoró Sojo. "Es un equipo que está inspirado, que no falla las pequeñas cosas. Cuando los equipos juegan bien, es difícil derrotarlos, sobre todo cuando hacen las jugadas de rutina".

El piloto venezolano explicó que los lanzadores surcoreanos cuentan con la ventaja de hacer su trabajo desde ángulos poco convencionales que los bateadores de Grandes Ligas no están acostumbrados a enfrentar.

"Es necesario tener paciencia, esperar a ver que traen desde el montículo los lanzadores y luego adaptarte a ellos para poderles hacer daño", señaló Sojo. "De momento, habrá que esperar a ver a quien tenemos de rival en la semifinal".

Mientras, el manejador de Estados Unidos, el veterano Davey Johnson, tiene ante si, el gran dilema de ver como cubre las bajas en la tercera base de Chipper Jones y en la inicial de Kevin Youkilis, ambos lesionados y fuera del equipo.

La ausencia de Youkilis, la gran figura de los Medias Rojas, que sufrió una ligera torcedura del tobillo izquierdo y tendinitis en la rodilla, fue una de las causas que ayudó a la derrota frente a Venezuela.

"De veras que no tenemos un primera base para seguir, y eso nos crea problemas", admitió Johnson. "No hay buenas opciones y entendemos la posición de los equipos de las Grandes Ligas a estas alturas de la competición".

Ante las lesiones que han marginado a cuatro jugadores, la caseta estadounidense se inquietó cuando el tercera base David Wright se golpeó un pie al batear de foul.

"Tenemos que dejar de lesionarnos", dijo Wright con una sonrisa, que al final con el golpe de la pelota se rompió una uña, pero que confía en estar listo para el partido de semifinal del próximo domingo.

Johnson también es consciente que los lanzadores no están todavía a estas alturas de la preparación de primavera en su mejor momento y espera que en Los Ángeles los abridores Jake Peavy y Roy Oswalt encuentren su mejor control desde el montículo.

"Nuestros lanzadores están todavía atrasados y eso se nota en los imparables y carreras que hemos permitido", admitió Johnson. "En este momento, esa es mi mayor preocupación, pero tenemos varios días de descanso y vamos a ver que sucede".

De momento, para Johnson es un gran éxito el haber podido superar la segunda ronda después de todos los problemas que han tenido con las lesiones y hasta el domingo confía tener alguna solución positiva al su gran dolor de cabeza, que han sido las bajas.