Alex Rodríguez aceptó su culpa y los Yanquis responden con su apoyo

  • Nueva York (EEUU), 10 feb (EFE).- No hubo sorpresa tras la aceptación pública por parte de Alex Rodríguez de que se dopó durante tres años con sustancias para mejorar su rendimiento y su equipo de los Yanquis de Nueva York dio a conocer un comunicado en el que ofrece su apoyo para superar el delicado momento por el que pasa.

Alex Rodríguez aceptó su culpa y los Yanquis responden con su apoyo

Alex Rodríguez aceptó su culpa y los Yanquis responden con su apoyo

Nueva York (EEUU), 10 feb (EFE).- No hubo sorpresa tras la aceptación pública por parte de Alex Rodríguez de que se dopó durante tres años con sustancias para mejorar su rendimiento y su equipo de los Yanquis de Nueva York dio a conocer un comunicado en el que ofrece su apoyo para superar el delicado momento por el que pasa.

"Nosotros fuertemente creemos que no hay lugar en el béisbol para drogas que aumentan el rendimiento o de otro tipo, y apoyamos los esfuerzos del comisionado para continuar mejorando el proceso de detección", destacan los Yanquis en un comunicado oficial.

La reacción de los Yanquis se dio 12 horas después que Rodríguez admitió en entrevista exclusiva con la cadena de televisión ESPN que había consumido esteroides durante los años del 2001, 2002 y 2003, cuando jugaba con los Vigilantes de Texas, el equipo en el que ex presidente George W. Bush, fue accionista.

"Urgimos a Alex a ser completamente abierto, honesto y franco en enfrentar su uso de drogas para mejorar el rendimiento. Tomamos sus palabras en que estuvo implicado. Aunque nos sentimos decepcionados por el error del que habló, nos damos cuenta que Alex --como todos nosotros-- es un ser humano y no es inmune a fallar", agregó el documento.

"Hablamos a menudo sobre que los miembros de esta organización forman parte de una familia, y que nunca es más cierto que en tiempos de adversidad", subraya el comunicado.

"Alex dio un gran paso al admitir su error, y si bien no hay condonación de la utilización de drogas que aumentan el rendimiento, respetamos su decisión de tomar la responsabilidad de sus actos", dijeron los Yanquis.

El equipo con mayor poder económico de las Grandes Ligas también mostró su disposición completa para recuperar a su pelotero estrella de cara a la próxima temporada.

"Apoyamos a Alex, y haremos todo lo posible para ayudarle a enfrentar este desafío y prepararse para la próxima temporada", explicaron los Yanquis.

Rodríguez, que firmó hace 15 meses una extensión de 275 millones de dólares por 10 temporadas con los Yanquis, ahora le ha tocado admitir que sí utilizó drogas para mejorar el rendimiento mientras jugaba para los Vigilantes después que el pasado sábado la revista Sports Illustred público un reportaje que lo implicaba.

"Cuando llegué a Texas en 2001, sentí una enorme presión, necesitaba lucir bien y en gran forma todos los días", dijo Rodríguez a Peter Gammons de ESPN.

"En ese entonces, (el béisbol) era una cultura diferente", explicó Rodríguez. "Era algo bien suelto, yo era joven, fui estúpido, fui ingenuo, trataba de probarle a todo el mundo que merecía ser uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos", agregó.

Rodríguez, quien confesó que usó esteroides en los años 2001, 2002 y 2003, se echó la culpa a sí mismo y a su contrato de 252 millones de dólares que firmó con los Vigilantes a finales del 2000 por su decisión de utilizar drogas para mejorar el rendimiento.

La acción de Rodríguez ha sido valorado como positiva, pero especialmente para sus propios intereses, dado que haber negado de nuevo la evidencia le hubiese podido generar problemas legales, que ahora de momento no va a tener, porque en el momento que utilizó los esteroides no estaban prohibidos en el béisbol de las Grandes Ligas.

Pero de nuevo el gran afectado ha sido el propio deporte del béisbol que ha dado otro gran paso atrás en la poca credibilidad que tiene en cuanto a sus intenciones por acabar completamente con el grave problema del dopaje.

Al margen de la aceptación pública hecha por Rodríguez, crecen las voces dentro de los estamentos del propio deporte del béisbol que de una vez por todas se den a conocer los nombres de todos los peloteros que dieron positivo cuando se le hicieron las pruebas para conocer que cantidad de ellos se dopaban para poner mayor control.

Por su parte, Brian McNamee, el ex entrenador personal del lanzador Roger Clemens, que se encuentra a las puertas de un posible juicio por presunto perjurio, precisamente, por negar las confesiones que su hombre de confianza hizo a las autoridades federales, admitió que lo de Rodríguez era otro duro golpe.

"Me hubiese gustado que no fuese cierto, por el bien del béisbol", comentó McNamee. "Pero le recomiendo a Rodríguez que se piense muy bien y con seriedad los pasos a seguir porque de lo contrario puede encontrarse con graves problemas, incluidos los legales".

McNamee recordó que peloteros que admitieron con honestidad el error cometido al consumir substancias prohibidas, como es el caso de Jason Giambi y Andy Pettitte, han podido seguir con sus carreras y seguir ganando dinero.