El bateo y el pitcheo latino acaparó todo el protagonismo en el Yankee Stadium

  • Houston (EE.UU.), 22 may (EFE).- La marcha triunfal de los Yanquis de Nueva York llegó a nueve victorias consecutivas y el protagonismo latinoamericano fue completo tanto en el bateo, con la conexión dominicana, como en el pitcheo con el taponero estelar panameño Mariano Rivera de estrella.

El bateo y el pitcheo latino acaparó todo el protagonismo en el Yankee Stadium

El bateo y el pitcheo latino acaparó todo el protagonismo en el Yankee Stadium

Houston (EE.UU.), 22 may (EFE).- La marcha triunfal de los Yanquis de Nueva York llegó a nueve victorias consecutivas y el protagonismo latinoamericano fue completo tanto en el bateo, con la conexión dominicana, como en el pitcheo con el taponero estelar panameño Mariano Rivera de estrella.

El segunda base dominicano Robinson Canó y su compatriota, el jardinero izquierdo Melky Cabrera fueron la clave del ataque de los Yanquis que ganaron por 7-4 a los Orioles de Baltimore.

Canó, que sigue encendido con el bate, se fue de 4-3 al pegar un doblete remolcador en una primera entrada en la que los Yanquis anotaron cuatro carreras y conectó un jonrón de dos anotaciones en el segundo para ponerse con ocho cuadrangulares en lo que va de temporada.

Su compatriota Cabrera, quien cubrió el puesto del lesionado Johnny Damon, también produjo dos carreras con un doble en la primera entrada para irse de 4-1.

Pero si la aportación latina fue clave en el ataque de los Yanquis, el pitcheo también tuvo protagonismo con el relevista mexicano Alfredo Aceves, que le quitó la pelota al abridor Joba Chamberlain, que tuvo que retirarse lesionado en el primer episodio con una dolencia en el pie.

Aceves (3-0) entró en relevo y se llevó la victoria al lanzar tres entradas y un tercio, permitiendo una carrera y tres indiscutibles, dio una base por bolas y abanicó a un rival.

Le quitó la pelota el puertorriqueño Jonathan Albaladejo, que no estuvo bien en el montículo al permitir cinco indiscutibles con cuatro carreras, en dos entradas y un tercio.

Pero llegó el relevo intermedio del dominicano José Veras para volver a poner el cerrojo en el pitcheo de los Yanquis, que aseguró la victoria con el taponero panameño Mariano Rivera, que lanzó perfecto en el noveno episodio para conseguir noveno salvamento de la temporada en 10 oportunidades.

Rivera también llegó a los 57 salvamentos como profesional ante los Orioles, la mejor marca conseguida frente a cualquier otro equipo de las Grandes Ligas, mientras que alcanzó el número 491 desde que llego a las Grandes Ligas.

El bateo explosivo de los Filis de Filadelfia volvió a tener de protagonista al jardinero puertorriqueño Raúl Ibáñez que pegó jonrón para ayudar a los campeones de la Serie Mundial a ganar 12-5 frente a los Rojos de Cincinnati.

Ibáñez (15), que se fue de 5-2 con anotación y tres impulsadas, dejó en .349 su promedio de bateo y ha conectado cinco jonrones en los últimos siete partidos para ser el líder en la Liga Nacional, empatado con el mexicano Adrián González, de los Padres de San Diego.

El primera base dominicano Albert Pujols volvió a mostrar el poder de su bate al pegar jonrón en la entrada inicial para tumbar la letra "i" del letrero de Big Mac Land que se encuentra en la parte alta del jardín izquierdo del Busch Stadium y ayudar a los Cardenales de San Luis a ganar por 3-1 a los Cachorros de Chicago.

Pujols dejó atrás una racha de cinco partidos sin carreras remolcadas, su peor racha en lo que va de temporada, cuando con dos "outs" en la pizarra pegó cuadrangular contra el abridor Sean Marshall (2-3), que abrió el camino del triunfo de los Cardenales, que barrieron la serie de tres partidos.

El primera base dominicano, que se fue de 3-1 con anotada e impulsada, mientras que el receptor boricua Yadier Molina tuvo de 4-0.

El jardinero izquierdo venezolano Juan Rivera pegó un jonrón solitario para encabezar el bateo oportuno de los Angelinos de Los Ángeles que blanquearon 3-0 a los Marineros de Seattle.

Rivera, que se fue de 3-1, pegó su tercer cuadrangular de la temporada, un bambinazo solitario contra el abridor Erik Bedard (2-2), que cargó con la derrota.

Su compatriota, el bateador designado Miguel Cabrera pegó sencillo impulsador de la carrera que anotó el segunda base dominicano Plácido Polanco en la parte baja de la octava entrada para que los Tigres de Detroit venciesen 4-3 a los Vigilantes de Texas.

La victoria fue la sexta consecutiva para los Tigres (23-16) que se consolidan como líderes de la División Central de la Liga Americana.

Mientras que el taponero dominicano Fernando Rodney lanzó el noveno episodio para permitir un hit y dio una base por bolas, pero aseguró la victoria y se quedó con el octavo rescate, en el mismo número de oportunidades que ha tenido esta temporada.

También estuvo presente la conexión venezolana en el ataque de los Indios de Cleveland, encabezada por el primera base Víctor Martínez, para ser la clave que les permitió vencer por 8-3 a los Reales de Kansas City con su abridor estelar Zack Greinke.

Martínez, que se fue de 5-2, incluido su cuarto doblete de la temporada, impulsó tres carreras, mientras que sus compatriotas, el campo corto Asdrúbal Cabrera tuvo de 5-4, con dos anotadas y dos remolcadas, y Luis Valbuena ligó dos imparables en cinco turnos al bate para pisar dos veces la registradora.

El tercera base dominicano Jhonny Peralta también estuvo presente con el bate al conectar doblete (9), que le permitió llegar una vez a la goma del plato.

El relevista venezolano Rafael Betancourt entró a lanzar en el noveno con las bases llenas y sin "outs", pero hizo un gran trabajo al apagar el fuego y asegurarse su primer salvamento en tres oportunidades.

El dominicano Luis Vizcaíno trabajo perfecto el séptimo episodio para ser otras de las claves del triunfo de los Indios (16-26), que intentan recuperar el tiempo perdido con el mal comienzo del temporada que han tenido.