El nuevo Yankee Stadium tiene más problemas que "magia"

  • Nueva York (EEUU), 12 may (EFE).- Si al viejo Yankee Stadium le salían por los cuatro costados el "misticismo", la grandeza y la leyenda de figuras únicas del mundo del béisbol profesional que pasaron por el legendario campo, el nuevo, que ha valido 1.500 millones de dólares no ha tenido su mejor comienzo.

El nuevo Yankee Stadium tiene más problemas que "magia"

El nuevo Yankee Stadium tiene más problemas que "magia"

Nueva York (EEUU), 12 may (EFE).- Si al viejo Yankee Stadium le salían por los cuatro costados el "misticismo", la grandeza y la leyenda de figuras únicas del mundo del béisbol profesional que pasaron por el legendario campo, el nuevo, que ha valido 1.500 millones de dólares no ha tenido su mejor comienzo.

Primero fueron los problemas surgidos con el alto precio de las entradas para un sector de asientos exclusivos del campo, luego fueron los pobres resultados conseguidos por el equipo y ahora ya también preocupa la corriente de viento que se genera en su interior y que favorece el gran número de jonrones.

Ante esta realidad los Yanquis ya han comenzado a poner el máximo de interés y seguimiento en el asunto del viento, la cantidad de cuadrangulares que se han conectado en lo que va de temporada en su nuevo y campo y la gran cantidad de asientos que siguen vacíos.

Sin embargo, los directivos de los Yanquis han admitido que están en la fase de observación sin que haya planes inmediatos para comenzar a hacer cambios importantes.

El jefe de operaciones del equipo, Lonn Trost, declaró que se realizarán estudios del viento en el estadio, aunque indicó que el clima durante las dos primeras series como locales puede haber sido inusual.

En los 13 primeros partidos en el Yankee Stadium se conectaron 47 jonrones, 32 de ellos al jardín derecho.

"Antes se hicieron estudios del viento. En el futuro se realizarán otros estudios del viento, y lo que queremos ver es si se trata del clima, el viento, y qué sucederá cuando se haga la demolición del edificio viejo", valoró Trost.

Los 47 jonrones supera a los 36 conectados en los primeros 13 partidos de la temporada de 2007 en el viejo Yankee Stadium.

"Según los análisis y estudios del viento, los vientos que tuvimos son los menos probables", indicó Trost. "Siempre vamos a analizar la situación. Y, ahora mismo, no sé si podemos hacer algo al respecto del viento".

Trost reconoció que los Yanquis están considerando la posibilidad de realizar cambios en 2010 a la primera fila de asientos en los jardines.

La interferencia de fanáticos ha ocasionado que los umpires revisen dos jugadas esta temporada.

Sostuvo que no tienen intención de cambiar la política que prohíbe a los fanáticos con asientos en otras partes del estadio acercarse al terreno durante la práctica de bateo.

Los asientos en las nueve primeras filas cuestan de 500 a 2.625 dólares y son los que siguen sin llenarse en los partidos que disputan los Yanquis.