La droga hCG fue la que delató a Manny Ramírez de su posible consumo de esteroides

  • Nueva York, 8 may (EFE).- A medida que pasan las horas desde que se conoció el positivo del jardinero estelar dominicano Manny Ramírez, de los Dodgers de Los Ángeles, aparecen nuevos datos relacionados con su caso y el último es una droga prohibida que consumió y que habría sido la conocida hormona hCG.

La droga hCG fue la que delató a Manny Ramírez de su posible consumo de esteroides

La droga hCG fue la que delató a Manny Ramírez de su posible consumo de esteroides

Nueva York, 8 may (EFE).- A medida que pasan las horas desde que se conoció el positivo del jardinero estelar dominicano Manny Ramírez, de los Dodgers de Los Ángeles, aparecen nuevos datos relacionados con su caso y el último es una droga prohibida que consumió y que habría sido la conocida hormona hCG.

De acuerdo a los expertos, la hCG es la que se utiliza por aquellas personas que tienen que contrarrestar el consumo de esteroides.

Cada vez son más los interrogantes sin responder del caso de Ramírez, como por ejemplo que no presentase el medicamento que estaba tomando ante los expertos del sindicato de jugadores como establece el convenio, que no haya presentado la presunta receta médica que le dio su doctor personal y que no haya apelado la suspensión de 50 partidos.

También se ha conocido que Ramírez no es el primer jugador de béisbol implicado en el uso de la droga hCG, que pertenece al grupo de las hormonas y responde a la especificación de gonadotropina coriónica.

El ex pelotero cubano José Canseo, convertido en el gran cruzado que destapó todo el escándalo del consumo de sustancias prohibidas en el béisbol profesional, fue detenido por agentes de inmigración en la frontera de San Diego el año pasado cuando intentó traer la droga de la fertilidad desde México.

Las autoridades también descubrieron durante una de las muchas investigaciones que han hecho sobre la utilización de sustancias prohibidas que otros dos ex peloteros de Grandes Ligas, Jay Gibbons y David Bell, habrían intentado comprarla en internet en farmacias que estuvieron bajo sospechas de la venta de estos productos.

Esta droga fue incorporada en la lista de químicos prohibidos de Grandes Ligas el año pasado. A finales de 2007, cuando surgió el nombre de Gibbons en conexión con compras hechas a Signature Pharmacy en Florida entre octubre de 2003 y julio de 2005, la hCG no estaba prohibida por la MLB.

Gibbons, que por aquella época jugaba en los Orioles de Baltimore, también habría hecho un pedido de la hormona de crecimiento humana (HGH) sintética y testosterona, además de la hCG.

Tampoco estaba prohibida la hCG cuando Bell compró seis paquetes de la misma en Applied Pharmacy, en Alabama, mientras jugaba para los Filis de Filadelfia, en abril de 2005.

De acuerdo al Informe Mitchell sobre el uso de drogas para mejorar el rendimiento en el béisbol, Bell dijo que tenía una receta para la hCG, que usó para tratar "una condición médica" que se negó a identificar.

En un comunicado publicado el jueves, Ramírez también dijo que un médico le había recetado hCG "por un problema de salud personal" que no reveló.

No se trata de un esteroide anabólico, sino de una droga de fertilidad que suele ser usada por atletas para mejorar su rendimiento.

Esta hormona es producida naturalmente en el cuerpo femenino durante el embarazo y a menudo es usada por consumidores de esteroides para reiniciar la producción natural de testosterona en su cuerpo al salir de un ciclo de esteroides.

Expertos e investigadores aseguran que la hCG suele venderse como parte de un conjunto de drogas que incluyen aquellas para mejorar el rendimiento atlético.

La hCG es principalmente una droga para promover la fertilidad de las mujeres porque ayuda al cuerpo a producir progesterona. Cuando es utilizada por hombres, promueve la producción de testosterona.

Al investigar casos recientes de farmacias que venden esteroides por internet, las autoridades han descubierto que las personas que demandan hCG, especialmente atletas y culturistas, lo hacen cuando compran esteroides.

La hCG por lo general es inyectable y aparentemente puede detectarse en los controles antidopaje.

"Haces un pedido de una determinada cantidad de ciclos de esteroides anabólicos, y pides la hCG para cuando descansas (de los esteroides)", explicó Travis Tygart, presidente de la Agencia Antidopaje de los EEUU.

"En términos sencillos, lo que hace es iniciar la producción de testosterona de tu propio cuerpo. Y aquí viene la pregunta: ¿Por qué lo haces? Bueno, necesitas hacerlo si estás saliendo de un ciclo de esteroides", explicó.

"Cuando usas esteroides sintéticos, tu cuerpo deja de producir testosterona, y al dejar de usar los esteroides sintéticos, necesitas algo que te ayude a reiniciar la producción natural de tu cuerpo. Aquí es cuando suele usarse la hCG", añadió.

"No sabemos nada sobre el caso más allá de lo que sale en la prensa", reconoció Tygart. "Pero creo que es muy poco probable que un atleta saludable necesite hCG para un propósito médico legítimo", comentó sobre el argumento de Ramírez.

Según Tygart, si Ramírez, de verdad, necesitaba tratamiento médico con la hormona hCG, podría recibirlo si cumple con el proceso legal que está establecido, algo que le tendrían que haber explicado su agente (Scott Boras) y el propio sindicato.

Al no haber apelación por parte del sindicato, está claro que este no fue el caso de Ramírez, que pudo haber utilizado con frecuencia la hormona hCG y de ahí la suspensión por parte de la oficina del béisbol.