La prensa puertorriqueña recoge con desahogo la eliminación de P.Rico del Clásico Mundial

  • San Juan, 18 mar (EFE).- La prensa puertorriqueña recogió con gran tristeza y desahogo la eliminación de Puerto Rico del Clásico Mundial de Béisbol tras su dolorosa derrota del martes de 6-5 frente a los Estados Unidos.

La prensa puertorriqueña recoge con desahogo la eliminación de P.Rico del Clásico Mundial

La prensa puertorriqueña recoge con desahogo la eliminación de P.Rico del Clásico Mundial

San Juan, 18 mar (EFE).- La prensa puertorriqueña recogió con gran tristeza y desahogo la eliminación de Puerto Rico del Clásico Mundial de Béisbol tras su dolorosa derrota del martes de 6-5 frente a los Estados Unidos.

"La peor de las derrotas" puso en portada "El Nuevo Día", "¡Ellos no la hicieron!" citó "Primera Hora" y "Se escapa el boleto", sentenció "El Vocero de Puerto Rico", sobre el revés de la plantilla puertorriqueña.

El equipo boricua tuvo la oportunidad de pasar a la ronda semifinal, que comenzará el próximo sábado en Los Ángeles, al tener ventaja de 5-3 en la novena entrada.

Sin embargo, la audacia de los estadounidenses parece que traicionaron los nervios y los brazos de los relevistas puertorriqueños.

J.C. Romero, quien relevó en la octava entrada a Saúl "Monaguillo" Rivera, fue recibido en el fatídico episodio con sencillos seguidos de Shane Victorino y Brian Roberts.

Tras sacar con elevado a Derek Jeter, Victorino avanzó a tercera base. Estando Jimmy Rollins en la caja de bateo, Roberts se estafó la intermedia. Rollins, posteriormente, caminó, para llenar las bases.

Romero, entonces, fue reemplazado por Fernando Cabrera, pero su descontrol fue la diferencia.

Cabrera dio boleto a Kevin Joukilis, remolcando a Victorino, para acercar el marcador 5-4. Finalmente, David Wright conectó sencillo cerca de la línea del jardín derecho, impulsando a Roberts y Jeter, para marcar las carreras decisivas, y culminando con el sueño de Puerto Rico.

Fue la segunda ocasión seguida que Puerto Rico es eliminado en el el juego de "vida o muerte" para pasar a la ronda semifinal, pues en la edición del 2006, Cuba le suministró la derrota, 4-3.