Ramírez, el último de las estrellas del béisbol, que dio positivo

  • Nueva York (EEUU), 7 may (EFE).- La oficina del comisionado del béisbol profesional de las Grandes Ligas informó hoy, jueves, que el jardinero estelar de los Dodgers de Los Ángeles, el dominicano Manny Ramírez, ha sido suspendido con 50 partidos por violar la política antidopaje que existe en la competición.

Nueva York (EEUU), 7 may (EFE).- La oficina del comisionado del béisbol profesional de las Grandes Ligas informó hoy, jueves, que el jardinero estelar de los Dodgers de Los Ángeles, el dominicano Manny Ramírez, ha sido suspendido con 50 partidos por violar la política antidopaje que existe en la competición.

Como también está establecido en la convenio colectivo, la liga no dio a conocer la substancia prohibida a la que había dado positivo Ramírez, quien si ofreció un comunicado en el "lamenta" lo sucedido y pide perdón.

"Los Ángeles es un lugar especial para mi y soy consciente que cada uno se siente desilusionado", declaró Ramírez. "Siento profundamente toda la situación".

Ramírez también señala que el positivo se debió al consumo de un medicamento que le fue recetado por su doctor para tratar un problema de salud personal.

"Recientemente vi a mi doctor personal, me rectó una medicación, que no es esteroides, y que pensó que estaba bien para que pudiese tomar", explicó Ramírez en el comunicado que ofreció la liga. "Desafortunadamente, la medicación estaba en la lista de las prohibidas en la nueva política antidopaje".

Ramírez, que el 30 de mayo cumplirá 37 años, reconoce que esa equivocación era su responsabilidad y que le habían aconsejado el sindicato de jugadores a no hacer más comentarios al respecto.

"Si deseo decir algo importante, que he pasado hasta 15 pruebas antidopaje en las últimas cinco temporadas, pero ahora quiero pedir perdón a todas las personas de la organización de los Dodgers, comenzando por el dueño Frank McCourt, el manejador Joe Torre, a mis compañeros y a los fanáticos del equipo", subrayó Ramírez.

El jardinero estelar de los Dodgers también confirmó que no hará uso del derecho a apelar la suspensión y perderá un tercio del salario de los 25 millones de dólares que iba a cobrar esta temporada.

La suspensión comenzara esta misma noche y Ramírez no podrá volver a la competición activa hasta el próximo 3 de julio cuando los Dodgers disputen una serie contra los Padres de San Diego.

La noticia surge mientras los Dodgers están en primer lugar en la División Oeste de la Liga Nacional con marca 21-8 y llevan una racha de 13 victorias en fila en casa, nueve marca en la historia de las Grandes Ligas.

Ramírez, aunque llegó tarde al entrenamiento de primavera, es el líder de los Dodgers en promedio de bateo (.348), embasamiento (.492), slugging (.641) y cuadrangulares (6), mientras que tiene ya 20 carreras impulsadas.

Los Dodgers informaron que han reclamado al jardinero Xavier Paul de su filial Triple A para tomar el puesto de Ramírez en la plantilla del primer equipo.

Ramírez, que el pasado marzo firmó un contrato por 45 millones de dólares y dos temporadas, sería la estrella más importante del béisbol suspendida por el consumo de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento atlético en el campo de juego.

Hace unas semanas, otra estrella del béisbol, Alex Rodríguez, admitió haber consumido esteroides entre los años 2001-2003 mientras jugaba con los Vigilantes de Texas.

El pasado lunes también salió a la venta un libro sobre la vida privada y profesional de Rodríguez en la que se detalla que pudo consumir substancias prohibidas cuando ya estaba en el colegio y al llegar a los Yanquis de Nueva York, su actual equipo.

Mientras, el relevista puertorriqueño de los Filis de Filadelfia, J.C. Romero, comenzó una suspensión de 50 partidos al inicio de la temporada por dar positivo a substancias prohibidas que presuntamente provinieron de un suplemento comercial.

Anterior a la suspensión de Romero y Ramírez también se dio este año la del lanzador de los Yanquis, el mexicano Sergio Mitre, de los que están en los equipos de las Grandes Ligas.

Otros dos jugadores, el receptor venezolano Elizier Alfonzo, de los Gigantes de San Francisco, y Humberto Coto, de los Rockies de Colorado.

Durante la temporada del 2005, el cubano Rafael Palmeiro, fue la gran figura que recibió una suspensión de 10 días por dar positivo a la prueba antidopaje, y ser su primera infracción.

Palmeiro, que jugaba con los Orioles de Baltimore, se hizo famoso por haber dicho ante un comité del congreso que "nunca, nunca había consumido esteroides".

Ahora con el nuevo caso de dopaje vuelve a ser un duro golpe para la imagen del deporte del béisbol profesional, que intenta superar todas las interrogantes que se dan sobre el consumo de substancias prohibidas durante muchos años.