Un congresista de EE.UU. quiere hablar con Alex Rodríguez sobre el dopaje en las Grandes Ligas

  • Nueva York (EEUU), 12 feb (EFE).- La declaración pública del tercera base de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, que consumió esteroides durante tres temporadas, ya ha servido para que un congresista demócrata le enviase una carta en la que le pide reunirse y hablar del dopaje en el béisbol de las Grandes Ligas.

Un congresista de EE.UU. quiere hablar con Alex Rodríguez sobre el dopaje en las Grandes Ligas

Un congresista de EE.UU. quiere hablar con Alex Rodríguez sobre el dopaje en las Grandes Ligas

Nueva York (EEUU), 12 feb (EFE).- La declaración pública del tercera base de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, que consumió esteroides durante tres temporadas, ya ha servido para que un congresista demócrata le enviase una carta en la que le pide reunirse y hablar del dopaje en el béisbol de las Grandes Ligas.

El representante demócrata por el estado de Maryland, Elijah Cummings, quien dejó saber su pesimismo en el asunto durante las audiencias del lanzador Roger Clemens y su ex preparador físico, Brian McNamee, envió una carta a Rodríguez, solicitándole una reunión, de acuerdo a los que informa el "Newt York Times".

Casí un año después que un comité del Congreso interrogara a Clemens y McNamee por el escándalo de los esteroides en Grandes Ligas, Cummings quiere saber más en torno al polémico asunto.

El pasado lunes, Rodríguez reconoció en una entrevista con ESPN que había utilizado drogas para mejorar el rendimiento durante el periodo del 2001 al 2003 cuando estuvo con los Vigilantes de Texas.

"Sería quizás bueno que nos sentemos a hablar con él", manifestó Cummings en entrevista telefónica con el Times. "Pienso que él quizás querría cooperar con nosotros para que el Congreso tenga la información que necesita".

Cummings, uno de los principales miembros del Comite Cameral de Reformas Gubernamentales que interrogó a Clemens en febrero del 2008, le dijo al "Times", que quería discutir el asunto de los esteroides en el béisbol.

Además de las alegaciones de que Rodríguez, cuando estaba con los Vigilantes, tuvo información adelantada en septiembre del 2004 que sería sometido a pruebas de dopaje en ese mismo mes.

La revista Sports Illustrated, quien publicó la historia el fin de semana pasado, reportó que de acuerdo a tres jugadores de Grandes Ligas, Rodríguez recibió información de parte del jefe de operaciones del Sindicato de Jugadores, Gene Orza, de que sería sometido a pruebas en ese mes.

Orza negó a la misma fuente periodística, haberle dado información adelantada a Rodríguez sobre las pruebas, y el jefe del sindicato, Donald Fehr, emitió un comunicado para reiterar que eso no había sucedido.

"Quiero que venga y nos deje saber exactamente como era el ambiente en ese entonces, lo que él sabía sobre las alegaciones de que hubo información adelantada", comentó Cummings. "Si eso está sucediendo hoy, eso destruiría la integridad del proceso de pruebas, que es algo que nos preocupa mucho en el Congreso".

Cummings declaró al "New York Times" que además quiere discutir el asunto de la revelación de la prueba hecha a Rodríguez en el 2003, la que se suponía que era "anónima" como parte de un esfuerzo de Grandes Ligas para ver si era necesario un programa permanente, obligatorio y al azar de pruebas de dopaje.

De acuerdo con lo pactado entre el béisbol y el Sindicato de Jugadores, los resultados de dichas pruebas eran secretos y anónimos.

Actualmente el comité no tiene planes de citar a audiencias públicas respecto a la prueba positiva de Rodríguez. Sin embargo, Cummings no descartó nada y tampoco consideró que era suficiente el admitir un error y justificarlo con el argumento de que era "joven" e "ingenuo".

"Su excusa es que era joven e ingenuo. Todos nosotros sabemos acerca de momentos ingenuos y errores de juventud. Pero además sabemos que hay peloteros que han jugado con y contra él, que nunca consumieron dichas sustancias", valoró Cumming.

Por su parte, el comisionado del béisbol profesional, Bud Selig, afirmó hoy, jueves, que Rodríguez causó una "vergüenza" a las Grandes Ligas, aunque no dio indicios que se contemple sancionar al estelar pelotero.

"Estoy apesadumbrado por las noticias", declaró Selig en un comunicado oficial. "Lo que hizo Alex estuvo mal y tendrá que lidiar con el daño que ha hecho a su nombre y reputación".

Aunque en el comunicado no se habló de posibles sanciones, Selig está considerando sus opciones. A pesar que Rodríguez no podría ser castigado por haber dado positivo, si es posible que el béisbol trate de castigarlo por haber reconocido su uso de esteroides del 2001 al 2003.

Selig había comentado en declaraciones a varios medios de comunicación que "estaba afectado" acerca de la admisión de Rodríguez y que no descartaba el castigarlo o modificar los libros de récords del béisbol.

El comisionado de las Grandes Ligas le dijo al "USA Today" que "había sacado un boletín" acerca de la ilegalidad del uso de esteroides en el 1997, a pesar que las Grandes Ligas no tenían pruebas de drogas en ese momento.

Por su parte, Donald Fehr, director ejecutivo del Sindicato de Jugadores también declaró que no anticipaba acciones disciplinarias contra Rodríguez.