Condenan a dos años a un campeón de boxeo por intentar robar un coche y atacar a un guardia civil

MÁLAGA, 24 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 8 de Málaga ha condenado a dos años y medio de prisión al boxeador escocés Scott Harrison por intentar robar un coche, lesionar a la pareja que estaba dentro y atacar a un agente de la Guardia Civil tras ser detenido. La sentencia se dictó hoy tras reconocer el acusado los hechos de los que le acusaba el fiscal.

Los hechos sucedieron, según la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press, sobre las 05.30 horas del día 6 de octubre de 2006, cuando el púgil, nacido en Reino Unido en 1977, y otro hombre, que estaba acusado, pero que no ha sido juzgado por fallecimiento, se acercaron a una pareja que acaba de parar el coche en un videoclub de Alhaurín el Grande (Málaga).

"Sin mediar palabra y con clara intención de utilizar el citado vehículo y no de apropiárselo", el otro acusado agarró la puerta del conductor para llegar a los mandos, mientras que Harrison, valiéndose de su condición de boxeador, ante la resistencia que oponía el conductor, le propinó un puñetazo en la cabeza, señala la resolución que se ha dictado con la conformidad entre las partes.

Esta agresión le ocasionó una herida en la comisura labial y la pérdida de un diente, "cayendo desplomado al suelo". Asimismo, "y una vez que el hombre estaba desfallecido en el suelo", los acusados "con clara intención de amedrentar" a la mujer la emprendieron a gritos con ella, que estaba embarazada de siete semanas y como consecuencia sufrió una amenaza de aborto, según la sentencia.

Los acusados no llegaron a consumar la sustracción del vehículo al darse a la fuga ante los gritos de la mujer, que llamó a los agentes de la policía. Éstos se personaron en el lugar y localizaron a los acusados en una calle cercana, donde fueron detenidos, siendo trasladados a las dependencias de la Guardia Civil.

Una vez allí, sigue la resolución, los acusados se abalanzaron contra los agentes, agrediendo a uno de ellos, que resultó lesionado. Según se declara probado, el boxeador en ese momento tenía levemente alteradas sus facultades por la ingesta de alcohol, por lo que se aprecia la atenuante de embriaguez, aunque se mantiene la de abuso de superioridad por ser boxeador, según dijeron a Europa Press fuentes judiciales.

Así, se le condena por un delito de robo de uso de vehículo en grado de tentativa, por uno de lesiones, por la agresión al conductor del coche, y por otro de atentado, por abalanzarse contra el agente de la Guardia Civil. Asimismo, se le condena por dos faltas de lesiones a multa de 600 euros y al pago de una indemnización a cada uno de los lesionados.