Cotto quiere recuperar ante Jennings su condición de campeón del peso welter

  • Nueva York, 20 feb (EFE).- El púgil puertorriqueño vuelve una vez más al legendario Madison Square Garden para reencontrarse con una afición que le adora y además para demostrar su condición de campeón del mundo si consigue vencer al británico Michael Jennings.

Cotto quiere recuperar ante Jennings su condición de campeón del peso welter

Cotto quiere recuperar ante Jennings su condición de campeón del peso welter

Nueva York, 20 feb (EFE).- El púgil puertorriqueño vuelve una vez más al legendario Madison Square Garden para reencontrarse con una afición que le adora y además para demostrar su condición de campeón del mundo si consigue vencer al británico Michael Jennings.

Ambos se enfrentarán mañana, sábado, para buscar la corona del peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB), que se encuentra vacante y el ganador tendrá asegurada una pelea contra el estadounidense "Sugar" Shane Mosley, el triunfador inesperado ante el mexicano Antonio Margarito.

Cotto, de 28 años, está listo para volver a ser campeón del mundo por tercera vez en su carrera, y olvidarse de la derrota que el pasado mes de julio sufrió, precisamente, ante Margarito, en Las Vegas (Nevada).

"Eso ya forma parte de la historia, ahora estoy ante otra gran oportunidad de volver a ser campeón y es lo que quiero y voy a aprovechar", declaró Cotto. "El reto no es fácil, porque el rival es muy bueno, pero llego en un gran momento de forma y mentalmente estoy listo para hacerlo muy bien".

Cotto, que tiene marca de 32-1, con 26 triunfos por la vía rápida, es consciente de que no sólo debe ganar sino también recuperar su condición de boxeador espectáculo y además reivindicar que lo de Margarito fue un "accidente", especialmente, que la estrategia no fue la adecuada para enfrentarse a un púgil que buscó siempre el cuerpo a cuerpo.

Mosley aprendió la lección de lo que le sucedió a Cotto y ahí estuvo la gran diferencia a la hora de lograr la gran victoria que consiguió el pasado mes frente a Margarito.

"Sé que nadie pensaba que podía perder ante Margarito, pero sucedió y ahora estoy centrado sólo en mi próximo rival para no cometer ningún tipo de error", explicó Cotto. "Es un púgil con una gran velocidad, que no para nunca de moverse y además también presiona constantemente".

Cotto asegura que su condición física es "ideal" para trabajar los 12 asaltos si fuese necesario, pero piensa que puede conseguir el triunfo antes.

"Estoy hambriento de triunfo y gloria, mucho más que antes", reivindicó Cotto. "Además voy a ser mucho más inteligente de lo que fui en la anterior pelea y demostrar de principio a fin mi clase".

Cotto también dejó muy claro que no va a cambiar su estilo y personalidad de boxear, por lo que los miles de seguidores puertorriqueños que se den cita en el Madison Square Garden no van a sentirse defraudados.

"Van a seguir viendo al mismo Cotto de siempre, el que sube al cuadrilátero para ganar cada asalto", subrayó Cotto. "Estoy convencido de que voy a ser de nuevo campeón del mundo, porque en mi mente, en realidad, nunca dejé de serlo".

Cotto no quiso hacer valoraciones sobre la suspensión por dos años que la Comisión Atlética de California le impuso a Margarito tras descubrirle el uso de una substancia prohibida, tipo yeso plástico, en los vendajes con los que iba a enfrentarse a Mosley, aunque reconoció que tiene la duda de si también lo usó contra él.

De cualquier manera, el obstáculo que Cotto debe superar es Jennings, de 31 años, un británico nacido en la localidad de Preston, y que después de haber peleado 35 peleas profesionales, con sólo una derrota, y 16 ganadas por la vía del nocáut, es la primera vez que sale fuera de su país.

"Sé que no parto como favorito en la pelea, pero eso es algo normal, cuando esté en el cuadrilátero, las cosas cambiarán y todo será muy diferente", comentó Jennings. "Decidí salir de Inglaterra porque puedo ganar en cualquier lugar, incluido en el Madison Square Garden".

Jennings reconoció que Cotto es un gran rival y que por algo había ganado con anterioridad dos títulos mundiales, pero él también confiaba en sus posibilidades.

"Creo que ambos vamos a tratar de dar lo mejor en el cuadrilátero y al final el ganador será el que acierte con su estrategia y coloque los mejores golpes", agregó Jennings, quien admite que tiene una gran resistencia física, aunque sus puños no son los más poderosos.

Sin embargo, intentará que su velocidad, buena defensa y una gran técnica le permita hacer frente con garantías ante un rival como Cotto, que sí es demoledor con sus puños, que es agresivo en su boxeo y no da opción a los rivales.

En la cartelera de lujo que se va a dar en el Madison Square Garden también será protagonista la boxeadora peruana Kina Malpartida, que va a enfrentarse a la estadounidense Maureen Shea por el título del peso pluma, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Ambas llegan a la pelea con 13 victorias para Shea y 10 para Malpartida, de 23 años, que comenzó su carrera profesional de boxeo en Australia, pero ahora reside en Los Ángeles.

La boxeadora peruana es hija del tricampeón de tabla hawaiana Óscar "Chino" Malpartida, y de la modelo Susy Dyson, y al igual que su padre destacó en la misma competición deportiva al ser campeona dentro de la categoría juvenil.