Miguel Cotto se molesta con su jefe por defender a Margarito tras la suspensión

  • Caguas (Puerto Rico), 13 feb (EFE).- El boxeador puertorriqueño Miguel Cotto dijo hoy que está "muy molesto" con su promotor, Bob Arum, por defender al mexicano Antonio Margarito, quien fue suspendido un año por usar un vendaje prohibido que se le descubrió en su pelea del 24 de enero ante el estadounidense Shane Mosley.

Miguel Cotto se molesta con su jefe por defender a Margarito tras la suspensión

Miguel Cotto se molesta con su jefe por defender a Margarito tras la suspensión

Caguas (Puerto Rico), 13 feb (EFE).- El boxeador puertorriqueño Miguel Cotto dijo hoy que está "muy molesto" con su promotor, Bob Arum, por defender al mexicano Antonio Margarito, quien fue suspendido un año por usar un vendaje prohibido que se le descubrió en su pelea del 24 de enero ante el estadounidense Shane Mosley.

Arum, representante también de Margarito, afirmó posteriormente a la suspensión que el púgil azteca "no sabía nada y mostró claramente su inocencia" por el vendaje que le preparó su entrenador Javier Capetillo, quien también fue suspendido por ese motivo por un año por la Comisión de Boxeo de California.

Cotto sostuvo que la suspensión no sólo tuvo que ser expedida a Margarito y Capetillo, sino también a todo el grupo de trabajo del mexicano pues el vendaje fue "una falta de consideración contra la salud de un ser humano".

La anomalía del vendaje fue descubierta antes del combate por el supervisor de turno de Margarito, quien ordenó quitar toda su protección de las manos y lo confiscó para una posterior investigación a fondo.

Mosley posteriormente le arrebató a Margarito el título welter de la Asociación Mundial de Boxeo al vencerlo por nocaut fuera de combate en el noveno asalto.

"Estoy muy molesto (con Top Rank). Por el nombre del boxeo, tanto Margarito como su grupo, tienen que cumplir con el castigo. Todo boxeador está muy atento a lo que le están poniendo. Todo su grupo estaba consciente", expresó Cotto.

El boricua señaló que desconoce si su grupo de trabajo tomará alguna acción legal contra Margarito, quien le propinó su primera derrota de su carrera profesional el pasado 26 de julio y cuya victoria ahora está en controversia.

Cotto (32-1) hizo sus declaraciones luego de cumplir con su último pesaje antes de viajar el domingo a Nueva York, donde el próximo 21 de febrero, peleará contra el británico Michael Jennings (34-1) por el título vacante welter de la Organización Mundial de Boxeo.

El puertorriqueño detuvo la báscula en 150 libras (68 kilos), tres menos del peso que debería de marcar en el último pesaje el próximo viernes.

Cotto aseguró que regresará a Puerto Rico como campeón tras la pelea con Jennings.

"El trabajo se realizó bien y con mucho ánimo. Él (Jennings) va a ir con la mentalidad de llevarse el título a Inglaterra, pero sabemos que eso no ocurrirá", puntualizó Cotto.