Bruselas autoriza la compra de Cadence por parte de Magna

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea autorizó hoy la compra del fabricante checo de piezas para coches Cadence, filial de la empresa estadounidense del mismo nombre, por parte de uno de sus rivales, la compañía canadiense Magna, tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.

La investigación de mercado del Ejecutivo comunitario ha puesto de relieve que los solapamientos entre las actividades de las partes son muy limitados y que la cuota de mercado acumulada de la entidad resultante de la concentración será relativamente baja. El único mercado en el que las partes tendrán conjuntamente una cuota de mercado superior al 15% es el de parachoques de plástico.

Durante la investigación, los clientes de Magna, interesada en adquirir Opel, y de Cadence confirmaron que podía recurrir fácilmente a otros proveedores de parachoques, y que la operación no tendrá efectos negativos en los mercados afectados.