Gebremariam sucede a Bekele con Castillejo como el mejor español; Kiplagat ganó en mujeres

  • Redacción deportes, 28 mar (EFE).- Gebre Gebremariam, el más veterano, con 24 años, del equipo etíope, heredó la corona de su compatriota Kenenisa Bekele en el Mundial de cross por delante del ugandés Moses Kipsiro y del eritreo Zersenay Tadesse, mientras que Carles Castillejo (26) fue el mejor español en Amman.

Gebremariam sucede a Bekele con Castillejo como el mejor español; Kiplagat ganó en mujeres

Gebremariam sucede a Bekele con Castillejo como el mejor español; Kiplagat ganó en mujeres

Redacción deportes, 28 mar (EFE).- Gebre Gebremariam, el más veterano, con 24 años, del equipo etíope, heredó la corona de su compatriota Kenenisa Bekele en el Mundial de cross por delante del ugandés Moses Kipsiro y del eritreo Zersenay Tadesse, mientras que Carles Castillejo (26) fue el mejor español en Amman.

Ayad Lamdassem (30), Alemayehu Bezabeh (31) y Francisco Javier López (53) puntuaron también para el equipo español, que con el séptimo lugar mejoró uno con respecto al 2008. Fuera de los puntos quedaron José Luis Blanco (62) y Manuel Penas (67).

En mujeres, Florence Kiplagat, de 19 años, ganadora del cross de Itálica, devolvió a Kenia el título después de quince años con un furioso esprint que le permitió adelantar a su compatriota Linet Masai a 50 metros de la llegada.

Judith Pla, la mejor española en la meta, igualó el vigésimo puesto de Rosa Morató en 2007, el mejor resultado para España en los ocho últimos años. Sandra Aguilar (24), Diana Martín (31) y Jacqueline Martín (42) completaron una gran actuación del equipo, que con el cuarto puesto igualó su mejor resultado histórico.

Gebremariam había conseguido el título mundial júnior en 2002, y como sénior fue tercero en 2003 y subcampeón en 2004. Este año parecía haber recuperado su mejor forma, con victorias en Alcobendas (Madrid) sobre Tariku Bekele y en el campeonato de Etiopía.

La baja de Kenenisa, seis veces campeón del Mundial clásico de 12 kilómetros, ofrecía a Kenia una ocasión de oro para recuperar un título mundial que no había vuelto a ganar desde 1999, cuando Paul Tergat logró en Belfast su quinta corona consecutiva, pero hubo de conformarse con el cuarto puesto de Leonard Komon.

Zersenay Tadesse, enfrascado en plena preparación del maratón de Londres, había llegado a Amman sin afinar pero, fiel a su carácter, dio la cara desde el primer kilómetro, con ánimo de ayudar al equipo eritreo. Etiopía controlaba arriba con el veterano Tadesse Tola.

Por parte española, sólo el campeón nacional, Alemayehu Bezabeh, aguantaba entre los veinte mejores. Carles Castillejo y Ayad Lamdassem marchaban sólo cuatro segundos por detrás.

Siguiendo la táctica que le permitió reventar a Kenenisa Bekele y proclamarse campeón mundial en 2007, Tadesse fue administrando cambios de ritmo a sus rivales. Bezabeh lo acusó en la tercera vuelta, cayó del grupo delantero y se enganchó al de Castillejo.

En los tres últimos kilómetros se dejó ver arriba el qatarí de origen keniano Saif Saeed Shaheen, plusmarquista y dos veces campeón mundial de 3.000 metros obstáculos, que perseguía desde hace cinco años su primera medalla en el Mundial de campo a través.

Al entrar en la última vuelta, los kenianos tomaron posiciones al frente con Leonard Komon, Moses Mosp y Mathew Kisorio. A su lado, el ugandés Moses Kipsiro y Gebremariam comparecían para dirimir la lucha decisiva.

Gebremariam sólo necesitó un ataque. Lo hizo a medio kilómetro del final y con efectos letales. El etíope venció por delante de Moses Kipsiro y de Zersenay Tadesse, que una vez más se trabajó a fondo su medalla de bronce.

En la carrera femenina Kiplagat devolvió el orgullo a Kenia. Desde que Hellen Chepngeno se proclamó campeona en 1994, este país había perseguido sin éxito el título femenino, cuya poseedora, la etíope Tirunesh Dibaba, no pudo defenderlo por culpa de una lesión.

El primer kilómetro seleccionó a una veintena de corredoras en cabeza, al ritmo que imponían la bahrainí Mimi Belete y la estadounidense Kimberley Smith. Etiopía, pese a no contar con su mejor baza, Tirunesh Dibaba, campeona en 2008, adoptó una táctica conservadora.

Alessandra Aguilar, en el puesto 24, era la española mejor colocada en la primera vuelta, seguida muy de cerca por Diana Martín, que iba progresando, y Jacqueline Martín. Por equipos España, novena el año anterior, estaba cuarta.

Con poderosa zancada, la keniana Linet Masai, bronce en 2008, atacó mediada la prueba y se llevó consigo a dos compatriotas (Chepkurui y Kiplagat) y tres etíopes (Melkamu, Burka y Ayalew) pero esta vez, a diferencia de las dos carreras júnior anteriores, las representantes de Kenia no flojearon.

Masai acariciaba el triunfo pero se le atragantó la última cuesta. Florence Kiplagat llegó por detrás para arrebatarle la medalla de oro. Etiopía, que hizo doblete el año anterior, tuvo que conformarse con el bronce de Meselech Melkamu.

La familia Dibaba no se fue de vacío de Amman, pese a la ausencia, por lesión, de la campeona absoluta de 2008, Tirunesh. Su hermana pequeña Genzebe, de 18 años, defensora del título júnior, batió en los últimos metros a su compañera de fuga, la keniana Mercy Cherono. Nadie hasta hoy había revalidado el título júnior femenino.

La carrera júnior masculina, por desgracia para Kenia, tuvo una fisonomía muy parecida. El keniano Titus Kipjumba MBISHEI hizo todo el gasto al frente del grupo, pero el etíope Ayele Abshero, subcampeón el año pasado, le batió en la última vuelta.