Rafa Muñoz: "Mi objetivo es superar a Crocker, que es el que sale en los papeles"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El nadador español Rafael Muñoz, actual plusmarquista mundial de los 50 mariposa en piscina larga, recalcó hoy que su objetivo es "superar a Ian Crocker" porque es el actual poseedor del récord del mundo de los 100, y que el estadounidense, Michael Phelps y el serbio Milorad Cavic serán sus rivales en los Mundiales de Roma.

"Mi objetivo es Ian Crocker que es hoy en día el que tiene el récord del mundo de los 100 y es el que sale en los papeles. No me valdría ir a por Phelps cuando él no no lo tiene", indicó Muñoz en los Desayunos Deportivos de Europa Press, patrocinados por Repsol, Cajastur y ADO.

El cordobés lamentó haberse quedado a seis centésimas de esta marca de Crocker en Montpellier (Francia) y afirmó que hasta los Mundiales no estará "al cien por cien" de cara a intentar asaltar este registro, que puede caer "con las nuevas tecnologías de los bañadores".

En la Ciudad Eterna, el andaluz tiene claro que Cavic, Phelps, Crocker y él pelearán por las medallas en los 50 y los 100 y confesó que sería "una catástrofe" no entrar en la final de los 50 tras haber hecho la plusmarca mundial. "Hay que ir poco a poco, participar, entrar en la final y luego ir a tope y buscar quedar primero", aseguró.

"En la final, seguro que estarán Phelps, Cavic, Crocker y espero que yo, pero nadar por debajo de los 50 sería correr. Estará complicado, pero intentaré ganar y que no haya un final tan ajustado como en los Juegos de Pekín", añadió, en referencia a la polémica surgida sobre si Phelps batió a Cavic en los 100 mariposa. "Mis padres siempre me han dicho que de lo que veas te creas una cuarta parte", bromeó al respecto, preguntado por lo que mostraban las fotos.

Muñoz, que reconoció que no le gustan que le llamen el "Phelps de Córdoba", se refirió también a la sanción sobre el estadounidense por aparecer fumando droga en una fiesta. "Como todos los nadadores tiene su vida deportiva la personal, y mientras siga cumpliendo con sus compromisos deportivos, en su vida personal puede hacer lo que quiera. En Roma, tendrá rivales, yo uno de ellos", comentó.

También tuvo palabras para la dieta del ocho veces campeón olímpico en Pekín. "Yo soy de metabolismo 'quemador' como él, pero si comiese tanto tendría el colesterol por las nubes y luego estaría todo el rato en el baño sin poder entrenar tanto", señaló con una sonrisa.

Por otro lado, el cordobés sí ve con buenos ojos los nuevos bañadores, en contraposición a su compatriota Aschwin Wildeboer. "Hoy se nada con bañadores mejores y todo es para mejorar. Lo uso porque me lo proporciona mi sponsor y no sé si lo van a retirar, pero hoy está al alcance de todos. Si los quitan, y no miro por mí, pienso que los records del mundo deben volver a sus anteriores marcas", aseveró.

Sobre los resultados en Pekín, Muñoz cree que la natación debe vivir "el momento, no del pasado ni del futuro" y confesó que se ha marchado a entrenar fuera en busca de "más libertad". "Buscaba un poco cual era la diferencia entre España y los otros países y sus resultados", prosiguió.

Finalmente, el español reconoció que pensó en algún momento en "tirar la toalla" después de sufrir "una decepción" en los Juegos, pero que habló con su entrenadora del Navial y tomó la decisión de irse "al extranjero" y de tomarse "dos meses de vacaciones". "No sé hasta cuanto aguantaré", sentenció.