(Ampl.) Gilbert (Silence) gana la penúltima etapa y Menchov está a quince kilómetros de triunfar en Roma

ANAGNI (ITALIA), 30 (EUROPA PRESS)

El corredor belga Philippe Gilbert (Silence Lotto) se impuso en la vigésima etapa del Giro a Italia, haciéndose con su primer triunfo en una gran ronda, mientras Menchov (Rabobank) sigue líder, y ya saca veinte segundos a Di Luca (LPR) por lo que mañana luchará por la victoria final en la cronometrada de Roma.

Gilbert consiguió así la victoria en la penúltima etapa de la cita italiana, con recorrido de 203 kilómetros entre Nápoles y Anagni, donde tras luchar por el primer puesto con Thomas Voeckler (Bougyes Telecom), el francés tiró la toalla gracias a la arrancada de Gilbert, muy potente en las subidas cortas, a menos de un kilómetro para la final.

Tras Gilbert, Thomas Voeckler cruzó la meta a dos segundos, mientras poco después llegaron Stefano Garzelli, Allan Davis y Sébastien Hinault, y es que tras el ataque del belga, Voeckler y Yaroslav Popovych (Astana), que en un principio intentaron superarle, se vieron incapaces.

Mientras, en la clasificación general, el ruso Denis Menchov aumentó en dos segundos su ventaja sobre Danilo Di Luca, por lo que mañana intentará lograr la victoria en la cronometrada de Roma, de 14.4 kilómetros de recorrido. Pellizotti (Liquigas) sigue tercero a 1.43 de la cabeza, mientras Carlos Sastre (Cervelo) e Ivan Basso (Liquigas) mantienen su cuarto y quinto puesto, respectivamente.

La etapa comenzó con la escapada a cuatro kilómetros del inicio de un grupo de ocho corredores encabezados por Ben Swift (Katusha), entre los que se encontraban los españoles Ángel 'Litu' Gómez (Fuji) y Pablo Lastras (Caisse d'Epargne).

La mala noticia para la participación española llegó a una hora del comienzo, cuando una caída de Matthieu Sprich y David López García acabó con éste abandonando la prueba en ambulancia, en una carrera protagonizada por un sprint en el que Menchov estuvo a punto de sorprender a Pettachi (LPR).

Y es que, cuando Pettachi iba lanzado para ayudar a su compañero Dani Di Luca, atacó Menchov, y no se lo puso fácil al italiano, que finalmente superó al ruso en el sprint intermedio, aunque Di Luca sigue teniendo complicada la victoria final, gracias a los dos segundos de ventaja que aumentó el líder en esta vigésima etapa.