(Ampl.) Michele Scarponi (Diquigiovanni) da la primera victoria a los 'aventureros'

MAYRHOFEN (AUSTRIA), 14 (EUROPA PRESS)

El ciclista italiano Michele Scarponi (Diquigiovanni) se impuso hoy en solitario en la sexta etapa del Giro de Italia, disputada entre la localidad italiana de Bressanone y la austriaca de Mayrhofen, sobre 248 kilómetros, mientras que el italiano Danilo Di Luca (LPR) continúa como líder por segundo día consecutivo.

Las 'grandes' dividen a sus corredores en tres tipos diferentes. Están los que entran en el abanico de favoritos y tienen sus días marcados en rojo, los velocistas, que pelean por las etapas que no acaban en alto, y su antítesis, los 'aventureros', que buscan culminar ataques lejanos o sorpresivos en los kilómetros finales.

En cualquiera de los dos casos no suelen tener el beneplácito de las formaciones con sprinters de categoría, más si son en los primeros días de la carrera, pero hoy, Scarponi halló premio en uno de esos días maratonianos y pudo con todo el grupo, que se rindió cuando vio que no recortaban diferencia al vencedor de la Tirreno-Adriático de este año.

Un total de 248 kilómetros, con dos puertos de montaña, uno de ellos el Hochkrimml de primera categoría, aderezaban un día propicio para las 'aventuras', después de dos etapas con final en alto. Los aspirantes descansaron y el LPR del líder y de Alessandro Petacchi tomó las riendas hasta que se dio cuenta de que no valía la pena malgastar fuerzas.

De todo ello, sacó partido Scarponi, un ciclista 'maldito' por su relación con la 'Operación Puerto', lo que le costó una suspensión de año y medio por parte del implacable Fiscal Antidopaje Italiano, Ettore Torri. El transalpino se metió en la fuga buena junto a Guillaume Bonnafond (AG2R), Oscar Gatto (ISD), Kasper Klostergaard (Saxo Bank) y Vasil Kiryienka (Caisse d'Epargne) y poco a poco se fue quedando solo.

El último que le aguantó fue el ruso del Caisse d'Epargne, al que un fallo mecánico y el cansancio le pasaron factura en los kilómetros finales, en los que el del Diquigiovanni iba lanzado ya sin miramientos a por la victoria en suelo austriaco.

Scarponi vivió una lucha en los diez kilómetros finales en solitario contra el grupo perseguidor que no logró bajar del minuto y dio alas al italiano, que alargó el dominio de su país en su carrera, con cuatro victorias de seis posibles. El pelotón, encabezado por el noruego Edvald Boasson Hagen (Columbia-High Road), entró a más de 30 segundos.

La victoria del vencedor de la Tirreno-Adriático no provocó cambios en la general donde sigue mandando Danilo Di Luca, que tuvo un día sin sobresaltos y que ni siquiera se inmutó cuando su compatriota Stefano Garzelli (Acqua e Sapone) lo intentó en varias ocasiones para recuperar el mucho tiempo perdido ayer.

Mañana, se disputará la séptima etapa de la esta edición Centenaria del Giro de Italia, que discurrirá entre la ciudad austriaca de Innsbruck y la italiana de Chiavenna sobre 244 kilómetros.