Arroyo (Caisse): "Pese a no cuajar la fuga, seguiré atento en la carrera para disminuir mi desventaja"

BÉRGAMO (ITALIA), 16 (EUROPA PRESS)

El ciclista español Ángel Arroyo (Caisse D'Epargne), décimo en la clasificación general del Giro de Italia, afirmó que seguirá estando "atento" a la carrera en busca de nuevas fugas que le permitan "disminuir" su desventaja en la general, una vez concluida la octava etapa celebrada entre las ciudades de Morbegno y Bérgamo.

El de Talavera de la Reina, que se marchó a falta de 30 kilómetros a meta en el puerto de Colle del Gallo junto a Leipheimer, Rogers y Horner, llegaron a alcanzar 53 segundos de renta respecto al pelotón, aunque, según el propio Arroyo, esta escapada "no cuajó" debido a la "falta de unión" entre ellos.

"Me he encontrado bien colocado y con buenas piernas en el momento que se han producido los ataques en el Colle del Gallo, por lo que he decidido unirme a la escapada, e intentar de esta manera disminuir mi desventaja en la general, pero no ha cuajado por la falta de unión en la fuga, aunque la situación era muy buena para Leipheimer y Rogers, una pena, aunque estoy contento porque me encuentro atento y vivo en la carrera", comentó.

El pupilo de Eusebio Unzué, que actualmente marcha a un minuto cuarenta y nueve segundos del líder de la prueba transalpina, Danilo Di Luca (Team LPR), también tuvo palabras para Pedro Horrillo (Rabobank), al que "deseaba lo mejor" una vez que se ha visto obligado a abandonar la carrera tras sufrir una caída durante el descenso del primer puerto de la jornada, el Culmine di San Pietro.