(Corr.) (Ampl.) Scarponi (Diquigiovanni) impone su experiencia y hace doblete

((Atención abonados, corrige anterior noticia por un error en el tercer párrafo en el equipo de Thomas Lovkvist. Gracias, disculpen las molestias))

BENEVENTO (ITALIA), 28 (EUROPA PRESS)

El ciclista italiano Michele Scarponi (Diquigiovanni) se impuso hoy en la decimoctava etapa del Giro de Italia, disputada entre las localidades de Sulmona y Benevento sobre 182 kilómetros, mientras que el ruso Denis Menchov (Rabobank) continúa como líder en la víspera de la ascensión al Monte Vesubio, donde se decidirá gran parte del podio final.

La jornada fue una de las típicas de la tercera semana de una 'grande', con el gran grupo dejando hacer y formándose una escapada muy numerosa que contó con el beneplácito de los favoritos. Ni siquiera los equipos de los velocistas se emplearon a fondo para intentar acabar con la 'aventura'.

De esta forma, tras superar la única cota de dificultad del día, Piano delle Cinque Maglia, de segunda categoría, se formó la fuga buena del día con un total de 25 corredores, entre ellos, sólo un español, David López (Caisse d'Epargne), alguno de categoría como el ucraniano Yaroslav Popovych (Astana), al que Carlos Sastre (Cervelo) pasó como un obús en la ascensión al Monte Petrano, el sueco Thomas Lovkvist (Columbia-High Road), en el 'top 10' durante algunos días, o Scarponi, finalmente el más listo.

Los escapados cogieron rápidamente ventaja y se mantuvieron unidos en busca de una la victoria, pese a los esfuerzos del pelotón, donde los equipos de los velocistas apenas 'trabajaron' con la fuerza de las dos primeras semanas, con el añadido además de que casi todos tenían un representante o dos en la fuga.

Sin embargo, tras el paso por la pancarta de los últimos 15 kilómetros, el grupo delantero se partió y se quedaron siete en solitario, que serían los que finalmente se jugarían el triunfo parcial.

El colombiano Félix Cárdenas (Barloworld) quiso aprovechar que la llegada 'picaba' hacia arriba para sorprender a sus compañeros, pero fue finalmente Michele Scarponi el que seguía con su gran año 2009, donde a su victoria general en la Tirreno-Adriático, une estos dos éxitos en la 'corsa rosa', el primero en la sexta etapa con final en suelo austriaco (Mayrhofen), también tras una larga fuga.

El del Diquigiovannni, más experto, superó sin problemas al sudamericano y no tuvo problemas para levantar los brazos en la meta por delante del corredor del Barloworld y del estadounidense Danny Pate (Garmin-Slipstrem).

El pelotón con los favoritos llegó a casi cuatro minutos del vencedor tras un día donde dedicó a guardar fuerzas de cara a la decimonovena etapa, la última oportunidad para que Danilo Di Luca (LPR) ataque a Menchov, y para que Sastre luche por el podio ante la dupla del Liquigas formada por Franco Pellizotti e Ivan Basso.

Los corredores tendrán que afrontar mañana 164 kilómetros con salida en Avelino y llegada al Monte Vesubio, el último gran final en alto y donde se debe decidir casi todo, ya que la crono de Roma es de 14 kilómetros. El mítico volcán, encargado de acabar con Pompeya, probará en 13 kilómetros con una pendiente media del 7,4 y una máxima del 12 las opciones de los 'primeros espadas'.