Menchov se encumbra en Roma con suspense

Menchov se encumbra en Roma con suspense

Menchov se encumbra en Roma con suspense

ROMA, 31 (EUROPA PRESS)

Denis Menchov (Rabobank) se convirtió este domingo en el tercer ciclista ruso en conquistar el Giro de Italia tras aguantar su renta sobre el italiano Danilo Di Luca (LPR) en la contrarreloj final de la carrera en Roma, sobre 14,4 kilómetros, aunque lo hizo con suspense porque sufrió una caída en el tramo final que no impidió su victoria final.

La tensión de la carrera se vivió en la lucha por la victoria en la general cuando la maglia rosa, que aventajaba a Di Luca en 20 segundos en la general, se fue al suelo por la lluvia cerca de la meta.

De todos modos, la reacción por parte de su equipo fue rápida y rápidamente le pusieron otra bicicleta para que el ruso, que no perdió la calma y supo mantener su ventaja en ese momento sobre el segundo clasificado, para sumar su tercera 'grande', tras sus dos éxitos en la Vuelta a España.

En el momento del percance, Menchov ya tenía el triunfo al alcance de la mano. La salida furibunda de Di Luca le dio moral con una ventaja de cinco segundos sobre el del Rabobank, pero en la mitad del recorrido, el ruso le aventaja en 15. Al final, fueron 41 segundos los que le separaron de Di Luca, mientras que el italiano Franco Pellizotti (Liquigas) se hizo con el tercer cajón.

De esta forma, Menchov se convirtió en el tercer ruso que se encumbra en el Giro de Italia tras Pavel Tonkov, en 1996, y Eugeni Berzin, en 1994, y ya sólo le falta el Tour de Francia, donde visto su rendimiento en la 'corsa rosa' podría ser uno de los serios aspirantes.

Por su parte, el español Carlos Sastre (Cervelo) fue el mejor de los españoles en la general terminando en la cuarto posición que no peligró en la contrarreloj --puesto 64-- pues mantuvo la diferencia con el italiano Ivan Basso (Liquigas) y se marcha del Giro con buenas sensaciones y dos etapas montañosas en el bolsillo.

El Cervelo no pudo disfrutar el podio del abulense, pero se llevó la satisfacción de hacerse con la última etapa por medio del ciclista lituano Ignatas Konovalovas, por delante del inglés Bradley Wiggins (Garmin-Slipstream) y el noruego Edvald Boasson Hagen (Columbia-High Road).

De esta forma, el Giro del Centenario concluye con cierta sorpresa, por el nombre del vencedor, uno de los internacionales que daba brillo a la carrera junto a Sastre y que finalmente deja a los italianos sin poder ganar 'su' ronda por segundo año consecutivo tras la victoria de 2008 de Alberto Contador.

También fue el Giro del retorno de Ivan Basso y Lance Armstrong. El italiano, señalado por todos como el favorito, tuvo que ceder su jefatura de filas a Pellizotti, pero se le vio a buen tono en las etapas montañosas. El texano, por su parte, no llegó en su mejor momento y se dejó ver en la tercera semana, aunque se dedicó más a ayudar a Levi Leipheimer y se marcha sin ganar una deseada etapa.