Zomegnan: "No comparto la decisión de los corredores, pero el sentido común me obligó a aceptar"

MILÁN, 17 (EUROPA PRESS)

El director del Giro de Italia, Angelo Zomegnan, recientemente cuestionado por los ciclistas de la presente edición del certamen centenario, afirmó "no compartir" la decisión tomada por los corredores durante el transcurso de la novena etapa celebrada por las calles de Milán, pero que finalmente se vio "obligado" a aceptarla por "sentido común".

"No comparto la decisión de los corredores de detener la etapa, pero no tenía otra opción. Me vi obligado a tomar esta decisión por sentido común, ya que la caída de Horrillo en la jornada de ayer ha afectado de lleno al pelotón", dijo.

Por su parte, el italiano, que en ningún momento reconoció la peligrosidad del trazado urbano de la capital, que en algunos tramos estaba abordado en las flancos por vehículos, recordó que el recorrido de la etapa era "muy similar" al de otras pruebas de la UCI Pro Tour. "La etapa estaba compuesta de una ruta muy similar al de clásicas como la Amstel Gold Race o la Gante-Wevelgem", comentó.

Por último, Zomegnan declaró que descarta "imponer sanciones a los corredores" y se disculpó por los acontecimientos sucedidos al público milanés, del que espera que "no se rebele" por el bien de la competición.

Por otro lado, Ivan Basso, vencedor del Giro en el 2006, buscó reducir los temores antes de la protesta al afirmar que el martes, día en el que se reanudará la carrera tras una jornada de descanso, será un "espectáculo". "Todos tenemos la intención de poner al Giro donde se merece. Esta siendo una gran vuelta y el martes continuará el espectáculo", concluyó el de Varese.