Armstrong reaparece en Europa en el "maratón" de la Milán-San Remo

  • Madrid, 20 mar (EFE).- El estadounidense Lance Armstrong, séptuple vencedor del Tour de Francia, volverá a competir en Europa este sábado, después de tres años retirado, con motivo de la Milán-San Remo, la "classicissima" italiana que, si bien no se ajusta a las preferencias del texano, le servirá para probarse sobre un auténtico "maratón" de 298 kilómetros.

Armstrong reaparece en Europa en el "maratón" de la Milán-San Remo

Armstrong reaparece en Europa en el "maratón" de la Milán-San Remo

Madrid, 20 mar (EFE).- El estadounidense Lance Armstrong, séptuple vencedor del Tour de Francia, volverá a competir en Europa este sábado, después de tres años retirado, con motivo de la Milán-San Remo, la "classicissima" italiana que, si bien no se ajusta a las preferencias del texano, le servirá para probarse sobre un auténtico "maratón" de 298 kilómetros.

El corredor del Astana vuelve a la clásica por excelencia después de 7 años de ausencia. La última vez que terminó la prueba en San Remo fue en 2002, año en el que se impuso el italiano Mario Cipollini.

Aunque Armstrong pasó a la historia por su imbatibilidad en el Tour durante siete años, en sus comienzos destacó en carreras de un día. Se proclamó campeón del mundo en ruta en 1993, fue segundo en el Gran Premio de Zurich con solo 20 años y tiene en su palmarés la Clásica de San Sebastián (1995) y la Flecha Valona (1996), pruebas que se adjudicó antes de pasar por el calvario de su enfermedad.

Después del tratamiento contra el cáncer, Armstrong retomó su actividad profesional en 1998 y cambió el orden de sus prioridades bajo la dirección del belga Johan Bruyneel. Fue entonces cuando las clásicas de primavera pasaron a ser parte de su preparación para su gran objetivo: el Tour de Francia.

Los resultados no dejan de ser destacados en carreras de un día. Fue segundo en la Amstel Gold Race en 1999 y 2001 y cuarto en 2002. En la decana Lieja-Bastoña acarició la victoria como segundo en 1994 y 1996. Su afición a las clásicas siempre fue evidente, menos a la París-Roubaix. El estadounidense nunca quiso probar "el infierno del norte". Tan solo probó el famoso adoquinado en el Tour 2004.

Ahora, en la Milán-San Remo, Armstrong se presenta sin presión alguna, aunque, siempre metódico, se ha preocupado por estudiar y probar el recorrido. Se ha entrenado en Le Manie, una pequeña cota incrustada en el largo recorrido desde la temporada pasada.

"La subida no es muy difícil pero en el descenso hay una curva increíble. Tienen que pasar por ahí doscientos corredores cuando sólo caben cuatro. Lo que me preocupa de esta prueba es que es una carrera técnica peligrosa. Ya he pasado momentos peligrosos en Australia o California, pero no ha sido nada en comparación a la San Remo", señaló Armstrong.

Palmarés de Armstrong en las clásicas:

Flecha Valona : vencedor en 1996

Lieja-Bastoña-Lieja : segundo en 1994 y 1996

Amstel Gold Race : segundo en 1999 y 2001 y cuarto en 2002

Clásica San Sebastián : vencedor en 1995 y segundo en 1994

Grand Premio de Zürich : segundo en 1992 y tercero en 2002.