Boonen dice que su nuevo positivo fue originado por un problema con la bebida

  • Bruselas, 9 may (EFE).- El ciclista belga Tom Boonen ha admitido hoy que su segundo positivo por cocaína fue originado por "un problema con la bebida", y ha afirmado que va a "buscar ayuda" para superarlo.

Bruselas, 9 may (EFE).- El ciclista belga Tom Boonen ha admitido hoy que su segundo positivo por cocaína fue originado por "un problema con la bebida", y ha afirmado que va a "buscar ayuda" para superarlo.

El nuevo positivo fue confirmado hoy por un tribunal belga, después de un control efectuado fuera de competición oficial entre el 24 y el 25 de abril, unos diez días después de su triunfo en la clásica París-Roubaix.

El equipo de Boonen, el Quick Step, ha decidido suspender al corredor "de toda actividad relacionada con el equipo" tras conocer la noticia.

Boonen afirmó que "el origen de su actitud es un problema con la bebida", y señaló que para resolverlo necesitará "ayuda profesional", en unas declaraciones al portal de información deportiva Sporza, perteneciente a la radiotelevisión pública flamenca VRT.

El ciclista dijo que "aún no tiene claro" cómo cayó de nuevo en el consumo de cocaína, ya que sufrió "una laguna de memoria".

"Un día antes del control salí y terminé en una terraza. Allí, me quedé un buen rato y bebí. Y en algún momento dado, debí tomar alguna cosa", explicó.

Después de haber pasado 3 ó 4 meses compitiendo y luego diez días en su casa por una lesión en un pie, cada vez que sale trata de "sobrepasar sus límites" y se convierte "en otra persona", afirmó.

"Es como si otra persona lo hubiera hecho y ahora yo debiera pagar las consecuencias. No es fácil", declaró el ciclista belga.

Boonen recordó que el año pasado ya vivió una situación similar, y añadió que ahora que todo "vuelve a empezar" está pasando "por un momento muy difícil".

Sobre la posibilidad de ser apartado de las carreras por un largo período, el ciclista dijo que su futuro deportivo es "la última de sus preocupaciones" en estos momentos, ya que le preocupa más "lo que le pueda pasar" a su equipo.

El pasado mes de febrero, el tribunal belga de Turnhout decidió la suspensión de la pena por consumo y posesión de cocaína de Boonen bajo ciertas condiciones, que incluían que el ciclista no volviese a consumir drogas y mantuviera contactos con un funcionario judicial.

El belga no fue sancionado por la Unión Ciclista Internacional (UCI), aunque los organizadores del Tour de Francia y de la Vuelta a Suiza decidieron no admitirlo en dichas competiciones el año pasado.