Contador: "Si vence Leipheimer es como si lo hiciera yo"

SAN ISIDRO (LEÓN), 25 (EUROPA PRESS) El madrileño Alberto Contador (Astana) terminó "contento" la tercera etapa de la Vuelta a Castilla y León con final en la estación invernal de San Isidro (León) porque su equipo logró "conservar el liderato de Levi (Leipheimer)", del que dejó claro desea el triunfo como si fuera él mismo. "Ha sido una etapa rapidísima porque hasta el kilómetro 92 no se hizo la escapada y el equipo tuvo que estar alerta a los ataques, se ha rodado a 50 kilómetros por hora de media y hemos conservado el liderato", comentó el pinteño. Para mañana, que el libro de ruta anuncia la etapa reina de la carrera castellano-leonesa, Contador avisó su intención de "seguir como hoy ayudando a Leipheimer, que es el líder aquí". "Somos profesionales y para mí, si gana él es como si ganara yo mismo", reiteró. El ganador del Giro de Italia y la Vuelta a España en 2009 afirmó haberse sentido "muy bien durante todo el día y con buenas sensaciones, en un final en el que hacía mucho aire", pero, que como esperaban, "no tenía un puerto muy difícil antes de la meta". LEIPHEIMER: "EL EQUIPO HIZO UN GRAN TRABAJO PARA MÍ" Por su parte, Levi Leipheimer aplaudió el "gran trabajo" realizado por el equipo kazajo Astana, que rindió "muy bien" en un final en el que "no era sencillo controlar". "Ha sido una etapa muy agresiva y rápida, pero en cierta manera confortable para mí, aunque no para mi equipo", agradeció el estadounidense a sus compañeros de equipo, que lo llevaron en volandas para conservar sin problemas el liderato de la carrera. "Noval y Vaitkus estuvieron casi todo el día tirando del pelotón y luego con Chechu, Jesús Hernández y Haimar se remató la tarea", comentó el líder de la carrera, quien espera para mañana "otro día parecido, con control del equipo y muchos ataques de los rivales".