Di Luca viste la 'maglia' rosa y Menchov conquista la etapa

  • Redacción deportes, 13 may (EFE).- El ruso Denis Menchov, del Rabobank, ganó la quinta etapa del Giro, entre San Martino de Castrozza y Alpe di Siusi, de 125 kilómetros, el segundo final en alto en el que el italiano Danilo Di Luca (LPR) fue segundo y se enfundó la 'maglia' rosa y el estadounidense Lance Armstrong se despidió del grupo de favoritos.

Di Luca viste la 'maglia' rosa y Menchov conquista la etapa

Di Luca viste la 'maglia' rosa y Menchov conquista la etapa

Redacción deportes, 13 may (EFE).- El ruso Denis Menchov, del Rabobank, ganó la quinta etapa del Giro, entre San Martino de Castrozza y Alpe di Siusi, de 125 kilómetros, el segundo final en alto en el que el italiano Danilo Di Luca (LPR) fue segundo y se enfundó la 'maglia' rosa y el estadounidense Lance Armstrong se despidió del grupo de favoritos.

La segunda jornada de montaña filtró la lista de candidatos, en la que ya no figura Lance Armstrong, que llegó a casi 3 minutos de Menchov. Sin embargo se apuntaron un puñado de corredores, con el nuevo líder, Danilo Di Luca, al frente.

Entre todos aguantaron los españoles Carlos Sastre, que aún intentó sorprender a falta de 500 metros y David Arroyo. Entre los damnificados también salieron nombres distinguidos como los de Damiano Cunego, Stefano Garzelli y Gilberto Simoni.

Menchov, de 31 años, afincado en Navarra y ganador de la Vuelta en 2005 y 2007, fue el más fuerte entre el grupo de favoritos que subieron juntos el último tramo del puerto. A falta de 400 metros, después de que arrancara Sastre, se lanzó de manera inexorable hacia la meta, donde alzó los brazos como vencedor.

El tiempo de Menchov fue de 3h.15.23. Le ganó el pulso por dos segundos a Di Luca, un experto en arrancadas postreras, ganador en la víspera y que hubo de conformarse con el no pequeño premio del jersey de líder, que voló de las espaldas del sueco Thomas Lovkvist (Columbia), que llegó tercero a 5 segundos, junto a Ivan Basso (Liquigas), el encargado de marcar el ritmo en toda la subida a Alpe di Siusi. Levi Leipheimer (Astana), cedió 9 segundos y Sastre y David Arroyo (Caisse D'Epargne) se incrustaron entre el 'top ten' de la etapa.

El estadounidense Lance Armstrong conoció la faceta de sufridor, muy poco habitual en su carrera. Lejos de su mejor forma, empezó a descolgarse en cuanto el grupo de cabeza apretó el acelerador, con todo el Liquigas al frente. No se cebó por ganar terreno y, bien escoltado por su equipo, se agarró a su ritmo hasta llegar a meta. Los galones en el Astana son para Leipheimer.

El nuevo líder es Danilo Di Luca. A 5 segundos le sigue Lovkvist, un corredor que apunta alto, tercero es el australiano Michael Rogers a 36, Leipheimer cuarto a 43 y Menchov quinto a 50. Carlos Sastre pasó al séptimo lugar y David Arroyo es décimo.

La jornada estuvo marcada por una escapada de seis corredores: Thomas Voeckler (Bouygues), Eros Capecchi (Fuji-Servetto), Francesco Gavazzi (Lampre), Daniele Pietropolli (LPR), José Serpa y Carlos José Ochoa (Diquigiovanni) y Giovanni Visconti (ISD).

Ninguno de ellos peligroso para la general, por lo que el pelotón decidió mantenerlos a raya para desencadenar la batalla en el ascenso final de 25 kilómetros, un puerto largo con una pendiente media del 6,12 por ciento y rampas de hasta el 10 en el tramo final.

La fuga caducó a 12 kilómetros de meta, cuando el Liquigas mostraba sus cartas. Pellizotti, muy activo seleccionó un grupo de 20 corredores, hasta que dejó a Basso con la responsabilidad final. El ganador del Giro 2006, fino de forma, tiró de los favoritos, sin recibir un solo relevo, lo que le desgastó para la hora de la verdad.

Con la pancarta de meta a apenas 500 metros Carlos Sastre decidió quemar las naves con un ataque desde atrás, por sorpresa. El vencedor del Tour ganó unos metros, pero enseguida se le pegó Menchov, quien tuvo fuerzas para levantar los brazos en vencedor y estrenar su palmarés en el Giro, por lo que ya cumplió el objetivo de ganar etapas en las tres grandes. El ruso de Navarra presentó su candidatura.

Mañana se disputa la sexta etapa entre Bressanone y Mayrhofen, en Austria, de 248 kilómetros.